Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 12138
Batería Acer Aspire 5820T-7683

Ya ha comenzado el verano, y mientras la mayoría se afloja la corbata y se prepara para disfrutar por fin de las ansiadas vacaciones para otros empieza la temporada alta de trabajo. Y no, no hablamos de los que se dedican al sector hostelero sino de otro mucho más exclusivo: el de los paparazzi, esos fotógrafos que, según la RAE, se dedican a “hacer fotografías a los famosos sin su permiso”.Nosotros nos hemos adentrado en este cerrado reducto de profesionales (como bien hemos podido comprobar a la hora de elaborar este artículo) para conocer en profundidad qué tipo de tecnología utilizan en su quedacer diario. Ya sabéis, cómo son las cámaras que emplean, qué objetivos son sus preferidos y cuáles son los accesorios que no pueden faltar en su mochila de trabajo.

La propia RAE explica que paparazzi proviene del término italiano Paparazzo, que es como se apodaba a los fotógrafos que aparecían en La Dolce Vita, la película de Federico Fellini donde los reporteros de prensa eran retratados como molestos fotógrafos a la caza y captura de las estrellas de Hollywood, tal y como nos contaron en Xataka Foto. No en vano paparazzo significa mosquito en italiano, por lo que no es raro que la característica con la que más se les asocie sea la de resultar molesto, al menos desde el punto de vista de sus víctimas.A NOSOTROS NOS INTERESA DE LOS PAPARAZZI ES EL LADO TECNOLÓGICO DE SU TRABAJO: CÁMARAS QUE USAN, OBJETIVOS, ACCESORIOS...
Lo cierto es que mientras que algunos fotógrafos no se avergüenzan lo más mínimo de realizar este tipo de trabajo, para otros es una profesión denostada con la que no desean que se les asocie. Y eso que la de paparazzi, fotoperiodista o reportero gráfico son profesiones similares, paralelas o asimilables. Al fin y al cabo pueden ser ejercidas por la misma persona, sobre todo teniendo en cuenta que la gran mayoría de fotógrafos son freelance y por tanto están dispuestos a hacer fotos de lo que sea.

LA TRANSICIÓN DE LO ANALÓGICO A LO DIGITAL SUPUSO TODA UNA REVOLUCIÓN PARA LA PROFESIÓN
Lo que está claro es que el salto a lo digital fue toda una revolución: “Ha cambiado tanto que casi parece otra profesión, no se si a mejor o a peor, pero lo que esta claro que ha cambiado una barbaridad. Antes hacías un trabajo y tenias el gusanillo de ver el resultado una vez revelado, ahora haces y miras una y otra vez, tienes la posibilidad de corregir” nos cuenta Raúl Terrel. Por su parte, Joan Lladó añade que “antes con un carrete de fotos intentabas no malgastar un disparo, ahora puedes hacer cientos o miles de fotos en un solo día, y al mismo precio. La inversión en un equipo digital es mas cara pero el gasto con el tiempo es menor”.

Rafa Aparicio concluye que “ha sido una total revolución en los últimos años que además te obliga a actualizarte según van saliendo cosas nuevas. […] Por otro lado, en la calidad de la imagen no hay color. La definición de hoy día gracias a las cámaras que tenemos era impensable hace años e incluso en condiciones en las que antes la fotografía era imposible de realizar”.Cambiando de tercio, Rafa continúa comentándonos como “un buen compañero que tengo clarísimo que siempre hace falta es suerte. Creo que en esta profesión, como en otras muchas, por muy bueno que seas si no tienes un poco de suerte no consigues captar ese instante decisivo que diferencia entre foto o fotón, por que los factores de los que depende son muchos y no siempre puedes controlarlos”.Y es que está claro que se trata de una profesión bastante exigente, para la que no vale cualquiera, como reconoce Enric Bayón, quien está convencido de que el que se quiera dedicar a ello debe reunir ciertas cualidades bastante específicas. Cualidades que van más allá de sacar buenas fotos y tienen más que ver con amor por la profesión y estar muy preparado para captar la foto en un segundo… o quedarse sin ella.

No lo vamos a negar, el último modelo de Surface es un equipo excelente, altamente imitable. Como producto nos permite llevar un portátil y una tablet en un espacio mínimo, también podemos decir que es gadget que nos representa, con un diseño y calidades al máximo nivel. Gran parte de culpa de su fama se va ganando gracias a los accesorios.Hoy nos encontramos con el anuncio de un nuevo teclado por parte de Microsoft, uno que además es funda y responde al nombre de ‘Signature Type Cover’. En sus funcionalidades y formas generales no es diferente a lo que la empresa de Redmond ya nos ha enseñado para Surface Pro 4, pero hay algunos detalles que lo distinguen.

Para empezar, esta edición incluye un acabado más lujoso, al menos eso es lo que nos invita a pensar el tejido Alcantara que nos cuentan que han elegido, en un elegante doble tono gris. Se trata de un material textil fabricado a partir de fibras sintéticas, muy utilizado para revestir superficies, como tapicerías de coches, o revestimiento en auriculares.Se caracteriza por ser suave y mullido, y esperemos que el tratamiento que le ha dado Microsoft también lo haga resistente. En cuanto al tamaño del trackpad - de cristal -, crece de tamaño con esta generación de Surface, y las teclas quedan más espaciadas. Podéis conocerlo mejor en su vídeo de presentación:

Signature Surface Type Cover se posiciona como un elemento de moda en el catálogo de los accesorios de Surface, por ello también tiene un precio considerable, que en Estados Unidos es de 160 dólares. A continuación una galería de imágenes para que lo conozcáis mejor:Quienes hemos trabajo en diseño gráfico o editorial conocemos el dolor de cabeza que a veces representa plasmar una idea en la pantalla y que ésta cambie radicalmente cuando se pasa a físico, lo que nos lleva tiempo y recursos, ya que necesitamos hacer varias pruebas antes de tener un producto final.Pero a esto le podemos sumar que el color que elegimos no correspondía al real o que el cliente no sabe cuál es su fuente tipográfica, lo que se vuelve una misión casi imposible por tratar de adivinar los colores y las tipografías de un objeto real, para así pasarlo a digital y finalmente plasmarlo en físico. Pero parece que esto finalmente podría terminar en un futuro gracias a Spector, un dispositivo que promete identificar tipos de letra y colores en el mundo real para trabajarlos en digital.
Llegó el Shazam de las tipografías

Antes de emocionarnos, hay que aclarar que Spector es apenas un prototipo creado por Fiona O'Leary como parte de su trabajo final en el Royal College of Art, así que no se trata de una gran compañía y ni siquiera una startup, es un prototipo de trabajo que hasta el momento está planteando la posibilidad de ser un producto comercial.Es así como no encontraremos una página web o una campaña de crowdfunding, todo ha surgido gracias a una pequeña entrevista en Wired, donde O'Leary habla un poco más de este interesante proyecto que crea un puente entre los medios físicos y digitales, algo que han apodado el Shazam de las tipografías.

Como vemos en las imágenes, Spector es un dispositivo que cuenta con un botón ubicado en la parte superior que activa una cámara que funciona como sistema de reconocimiento, la imagen pasa por un algoritmo quien se encarga de transformar las letras a fuentes tipográficas y los colores a valores RGB/CMYK, dejando todo listo para transferirlo a un ordenador con InDesign.Spector ha sido alimentado con una base de datos donde hasta el momento se encuentran siete tipografías y más de 100 combinaciones de colores, pero la idea es añadir más para tener una potente herramienta de identificación. Respecto a la identificación de letras no sólo identifica fuentes, sino también tamaño de letra (hasta 48 puntos) e interlineado, con lo que será más sencillo replicar el diseño de alguna revista o medio impreso sin tener que hacer decenas de pruebas.Además de esto, el dispositivo es portátil permitiéndonos identificar letras y colores en cualquier parte sin tener un ordenador a la mano, ya que es capaz de almacenar hasta 20 muestras para transferirlas a digital más adelante. Ahora sólo nos queda esperar a que se convierta en un producto real y con posibilidades de comercialización.

Desde que las retransmisiones de competiciones de motor incluyeron todo tipo de cámaras, estamos bastante acostumbrados a ver visiones subjetivas de lo que ocurre. En la vista interior del coche todo fluye a una velocidad más rápida y casi hay que ser un superhombre para poder estar pendiente de tanto punto de información.Para profundizar en esto la gente de SkySports F1 se ha llevado al equipo de Fórmula 1 Force India a un circuito, con Nico Hulkenberg como piloto. Allí les ha colocado unas gafas especiales desarrolladas por Tobii, que se encargan de seguir el movimiento de los ojos, permitiendo registrar tiempos de reacción, o los puntos en los que se centra en cada momento.

Pocos vehículos se mueven tan rápido como un coche de Fórmula 1 en un entorno en el que los elementos pasan muy cerca, y al mismo tiempo hay montones de cosas que mirar, tanto fuera del monoplaza, como dentro de él. En el vídeo comprobamos que Nico hace las maniobras de una forma natural, pero a una persona “normal” le costaría mucho más tiempo reaccionar a tantas situaciones, o poner en marcha tanto automatismo:Las gafas que Tobii ha desarrollado para la ocasión tienen cinco pequeños sensores infrarrojos que son capaces de registrar todo los movimientos de nuestros ojos. Lo que nos enseñan en el vídeo es una reproducción de lo grabado con la cámara subjetiva, a la que le dibujan encima el punto donde está enfocando el piloto.