Sites Grátis no Comunidades.net Wordpress, Prestashop, Joomla e Drupal Grátis


Total de visitas: 10530
Batería Acer Aspire 7551G

El fabricante japonés tiene previsto empezar a comercializar los primeros portátiles equipados con los módulos de Ericsson durante el segundo semestre del año.
La tecnología HSPA permitirá a los usuarios de portátiles alcanzar velocidades de hasta 7,2 Megas de bajada y 2 Megas de subida de información. Además, el módulo cuenta con receptor de GPS (Global Positioning System), que ofrece servicios de posicionamiento. Ericsson indicó que a medida que la tecnología inalámbrica LAN (WLAN) se ha extendiendo, la demanda de un acceso de banda ancha móvil real que permita acceder a Internet y a las redes corporativas en cualquier momento y lugar ha aumentado significativamente.

Asimismo, señaló que los analistas del mercado esperan que los portátiles se acaben convirtiendo en la herramienta clave para la productividad fuera de la oficina y que la tecnología HSPA sea el motor de este planteamiento.
El director general de la división europea de Toshiba Computer Systems, Thomas Teckentrup, destacó que las dos compañías "se complementan mutuamente muy bien" y reconoció que "mientras que Toshiba cuenta con una fuerte posición en el mercado de los portátiles de empresas, Ericsson tiene mucha experiencia en el mercado de banda ancha móvil"
Dicen que el que pega primero pega dos veces. Sin embargo, esta máxima no siempre se cumple en el complejo mercado de los ordenadores. El 5 de junio de 2007, y en el marco de la feria Computex, ASUS demostró al mundo que era posible fabricar un miniportátil (del tamaño no superior a un libro) equipado al máximo y por debajo de los 300 dólares. La cosa se materializó en el Eee, un modelo que ha marcado un hito en el mundo de la informática.

El éxito llegó rápido, tal vez demasiado, y la demanda superó con creces la oferta de terminales, llegando a la curiosa situación de España donde, en su lanzamiento la semana pasada, no era posible encontrar un Eee ni aun poniéndose en lista de espera. Aprovechándose de la coyuntura, un ensamblador español, Airis, no perdió el tiempo y mientras el Eee dejaba boquiabiertos a sus clientes en Estados Unidos y Asia, se puso a trabajar en el desarrollo del Kira, un killer en toda regla.
El Airis es una versión corregida y mejorada del Eee. Estas innovaciones se notan precisamente en los dos puntos en los que falla el ordenador de Asus: la batería y la capacidad. El Kira viene dotado en sus modelos superiores con un disco duro y acaba con los exiguos 8GB de SSD que trae el ordenador taiwanés en su versión superior y que, a fuer de ser sinceros, limita enormemente su funcionalidad.
El otro punto fuerte del español es la duración de su batería, alcanzando hasta las 5 horas de uso convencional del equipo, dejando atrás las justísimas 3,5 horas que ofrece el Eee. Sin embargo, además de estas mejoras, el Kira mantiene la esencia de lo mejor del Eee: es pequeñísimo y no se echa en falta ningún componente que podamos encontrar en cualquier portátil convencional. Dispone de webcam integrado, dos puertos USB, Ethernet y hasta módem, que aunque nos suene un tanto antediluviano, nos puede sacar de un aprieto en un momento dado.

Contra lo que pueda imaginarse, en este teclado liliputiense se escribe endemoniadamente rápido y, una vez superados los complejos de las primeras líneas, se olvidará que tiene una miniatura de menos de un kilo de peso bajo sus manos. El Kira superará con nota los retos que le plantee cualquier usuario móvil, máxime si tenemos en cuenta que su precio ronda escandalosamente los 300 euros.
Oferta a cuentagotas
El Kira supone la primera generación de una aventura en la que se ha embarcado Airis y, como tal, tiene pequeños defectos que el fabricante deberá solventar en futuras versiones. Para empezar, la pantalla es excesivamente pequeña y poco aprovechada si consideramos el espacio que se desperdicia en el marco que la rodea. En este sentido, se echa de menos también algún botón que permita jugar con la resolución de la misma, aunque sea en modo de simulación, ya que en muchas ocasiones nos resultara imposible pulsar con el ratón en "Aceptar" puesto que no encontraremos el botón.

El hecho de contar con los dos puertos USB en el lado derecho tiene un importante inconveniente para los usuarios diestros y es que, si se conecta un módem 3G -algo absolutamente recomendable en este tipo de equipos-, el uso del ratón se ve condicionado y su movimiento obstaculizado. En este sentido, no estaría de más incorporar un puerto USB en el lado izquierdo, al igual que en el Eee.
Estos pequeños inconvenientes son peccata minuta para esta pequeña maravilla de la que no es fácil desprenderse una vez que se prueba. Eso si logra hacerse con uno, ya que, al parecer, Airis -al igual que Asus- no puede hacer frente por el momento a la desorbitada demanda y está sirviendo los pequeños Kira con cuentagotas. Eso sí, compensará la espera.

El gigante tecnológico nipón Sony ganó 369.400 millones de yenes (2.272 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, que finalizó el pasado 31 de marzo, tres veces más que en el año anterior, informó hoy la compañía en un comunicado.
La cifra de negocio anual alcanzó los 8,8 billones de yenes (54.594 millones de euros), un 6,9% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando los ingresos llegaron a 8,2 billones de yenes (51.084 millones de euros).
Esta mejora en los resultados obedece a mayores ventas de televisores LCD 'Bravia', ordenadores portátiles 'Vaio' y cámaras digitales 'cibershot'.
La compañía japonesa menciona además, que la facturación de la división de videojuegos aumentó un 26,3% como resultado de un incremento significativo de las ventas de la consola de tercera generación de la marca, 'Playstation3', que por fin parecen despuntar tras un estreno deslucido por el éxito de la 'Wii' de Nintendo.

Los ingresos procedentes de la división financiera se redujeron un 10,5% debido al deterioro de algunas inversiones y de la volatilidad de la bolsa nipona, mientras que la facturación del área cinematográfica se recortó un 11,2% por menores lanzamientos de películas en el ejercicio fiscal. Con respecto al ejercicio fiscal completo, el grupo prevé alcanzar unas ventas de 9 billones de yenes (55.402 millones de euros), un 1% más, aunque el beneficio neto se reduciría un 22%, hasta 290.000 billones de yenes (1.785 millones de euros). Este recorte de la previsión de beneficios obedece a una ralentización del crecimiento del mercado en el sector de teléfonos móviles móviles, un aumento de los gastos de Sony Ericsson y un incremento de los costes de reestructuración de BMG, explica la nota.