Sites Grátis no Comunidades.net Wordpress, Prestashop, Joomla e Drupal Grátis


Total de visitas: 10922
Batería ASUS N43JF-VX033V

Otra parte tremendamente llamativa del portátil Star Wars de HP es su teclado, completo y con una retroiluminación roja alucinante. Pero de eso hablamos a continuación. Pero antes, una galería para que compruebes el nivel y calidad de los detalles de la personalización del equipo.Por muy atractivo visualmente que nos parezca este portátil HP Star Wars, en algún momento vamos a querer hacer un uso práctico de él, y entonces ningún soldado o logo será suficiente. Empezamos hablando del teclado, completo, de tipo isla y muy llamativo.Estamos ante un teclado retroiluminado en un rojo intenso y que centrará toda la atención en cuando lo saques de casa. La retroiluminación, muy regular, no se puede graduar y solo admite el modo encendido y apagado. La calidad del teclado es destacable, y no hemos probado muchos equipos por debajo de 800 euros que puedan presumir de ello. El recorrido es idóneo y no cansa nada estar largas sesiones de trabajo con él.

El mayor inconveniente que pensamos que tiene este teclado tras las semanas de uso con él tienen que ver con la configuración con teclado numérico. Esto provoca que, si hace mucho tiempo que no usas uno de estos teclados completos, tengas que variar la posición de trabajo ya que no se encuentra exactamente centrado.Esto no sería un problema si ese teclado numérico aportara valor al trabajo diario con el equipo, pero salvo perfiles muy concretos, no se lo encontramos. Personalmente nos parece que hubiera sido más acertado obviar esa parte del teclado y centrar el principal, dejando quizás sitio para más altavoces en los laterales del mismo y reforzar una faceta de equipo multimedia que le pega más que llevar un teclado numérico.

Respecto al touchpad, tiene un tamaño generoso pero nos parece que todavía se podría haber aprovechado más todo el espacio disponible que hay en esa zona de un portátil con pantalla de 15,6 pulgadas. En todo caso estos elementos tienen una titánica tarea bajo Windows. El tacto del touchpad del HP Star Wars es muy suave, deslizante y agradable. Los movimientos diarios por la pantalla los realiza sin excesiva fricción ni incomodidad, y nos acostumbramos rápido. Los botones, tanto el principal como el secundario, son rápidos y sin errores, pero cuando tratamos de sacar provecho de las funciones multitátiles de Windows 10, no hay tanta agilidad ni efectividad como querríamos.

Las acciones, incluso las sencillas como hacer zoom, van algunas veces a tirones y nos vuelve a parecer que la experiencia está todavía lejos de la que uno obtiene con el touchpad de un Macbook.Ni un portátil para jugar, ni una workstation ni mucho menos un equipo básico para tareas de navagación. El HP Star Wars Edición Especial se queda sencillamente en portátil multimedia según ha demostrado en nuestra prueba.El equipo que hemos usado estas semanas, que es el modelo que se vende en España, disfruta de la combinación de un procesador Intel Core i5 con 6 GB de memoria RAM y la gráfica Geforce 940M, modelo dedicado pero que abarca más ese perfil de portátil multimedia con juego ocasional. Con el precio base que tiene no podemos aspirar a mucho más pero también es cierto que con su diseño, este HP Star Wars nos transmitía una sensación mayor de equipo para jugadores del que nos hemos encontrado.

Esa tarjeta gráfica nos ha permitido ejecutar la mayoría de títulos más o menos actuales (2014-2015) con fluidez, eso sí, siempre con la configuración baja de resolución (1366x768 píxeles). Con GTA V conseguimos una media de 52 fps que se reducían a menos de 15 si escogíamos la resolución nativa de la pantalla, 1080p. Otros ejemplos como Civilization: Beyond Earth se quedaban también por debajo de 20 fps en modo 1080p, aunque peor le va a títulos exigentes y actuales como Batman: Arkham Knight que en la resolución más baja superaba por poco los 20 fps. En el uso habitual con el equipo, el rendimiento es correcto y si no deseas ni jugar ni programas exigentes de retoque o CAD, no hay excesivos problemas fluidez ni con el navegador con bastantes pestañas. Todo ello bajo Windows 10 de serie.

En funcionamiento el equipo es bastante silencioso en esta época del año donde no hace apenas calor y han sido muy pocas veces las que hemos logrado reconocer el ruido de los ventiladores en funcionamiento. Nada tampoco de calentamiento preocupante de la zona del procesador y disco duro.Precisamente otro detalle que no nos convence es la elección de un disco duro clásico de 5400 rpm. Está muy bien por capacidad, 1 TB en un equipo multimedia, pero a poco que le exijas velocidad de escritura o lectura, el resultado está a años luz de lo que nos ofrece un SSD, y es algo que se aprecia en el día a día abriendo y cerrando aplicaciones.

De puertos y conectividad vamos bien servidos. Son en total 3 USB, dos de ellos 3.0, una salida HDMI, puerto Ethernet e incluso una unidad DVD. Y es un portátil con Wifi ac.La pantalla del equipo es una LED de 15,6 pulgadas con resolución de 1080p que se ve bastante bien. En exteriores los reflejos y brillo no muy contundente le pasan factura, pero es algo que ocurre con todos los equipos de su categoría.Esta configuración de pantalla tiene sentido en un portátil cuyo propósito principal no va a ser el juego intensivo ni muy exigente. Con la pantalla a 1080p disfrutamos de suficiente detalle cuando reproducimos contenido multimedia y área de trabajo cuando se trata de ser productivo. A la hora de jugar, para permitirnos algo de fluidez, bastará con reducir la resolución de los juegos.

NI POR BATERÍA NI LA AUSENCIA DE UNIDAD SSD ESTE HP STAR WARS PUEDE COMPETIR CON LOS ULTRABOOKS DE REFERENCIA, PERO NO HAY QUE OLVIDAR NUNCA SU PRECIO
La faceta multimedia queda bien configurada con ayuda de los altavoces, que van firmados por Bang&Olufsen. HP cambió Beats por la marca europea y, sin llegar a ser un espectáculo sonoro, los altavoces de este portátil Star Wars cumplen con creces. Van situados de forma continua en la parte superior del teclado y aunque no son muy potentes, sí que emiten un sonido claro con el que se evitan distorsiones y por ejemplo las conversaciones en cine se escuchan perfectas.

En cuanto a la autonomía, hazte a la idea de que no será un ultrabook como los que ya tenemos en el mercado y que podemos llevar de un lado a otro y prácticamente una jornada de trabajo sin cargador. En nuestra prueba en escenario real de trabajo, con el brillo al 75% y navegando por Internet con conectividad WiFi, usando software básico y algún vídeo, hemos conseguido de media entre 3,5 y 4 horas de uso continuado.En otro escenario donde eliminamos la conectividad y redujimos el brillo hasta el 50%, reproduciendo vídeo de forma continua sí que superamos sobradamente las cuatro horas y media de autonomía.

O tremendamente asequibles o con características de impresión pero a alto precio o en gamas de nicho como las de gaming. El mercado del PC pasa un momento complicado y este HP Star Wars Edición Especial se presenta en el mercado en el gran año Star Wars con una configuración básica pero bien ajustada para su precio: 799 euros.Lo mejor del equipo es su diseño, donde no tiene competencia, así como el teclado o la capacidad del disco duro. Por contra la apariencia "de duro" no se corresponde con su rendimiento, donde hay margen de mejora, pero si no tienes esas pretensiones, eres fan de Star Wars y lucir portátil y lo usarás principalmente para aspecto multimedia, no saldrás defraudado.

Cuando el Dell XPS 13 apareció en escena lo hizo con una apuesta sobria que dejaba las florituras para el segmento de los convertibles y que se centraba en ofrecer el mejor portátil posible. El equipo de Dell (el modelo original es el 9343) se confirmó como una de las referencias claras en nuestro análisis en este segmento y aquella apuesta inicial se ha renovado con un modelo con nueva numeración (9350) que se presenta con una serie de mejoras internas destacables.Desde luego entre esas novedades destaca la presencia de los nuevos procesadores de la familia Skylake que Dell ha integrado en estos nuevos modelos, pero también es más que relevante la decisión de apostar por Thunderbolt 3 y por los puertos USB-C. Hemos podido pasar unos días con uno de los nuevos Dell XPS 13 (9350) y estas han sido nuestras conclusiones.

El diseño original de Dell se ha reaprovechado en los nuevos modelos que exteriormente son idénticos a sus predecesores. Mismos materiales, mismos acabados y mismo aspecto en todos los sentidos salvo por los nuevos puertos de conexión. Nos encontramos ante un equipo que hace uso de nuevo del aluminio para la carcasa exterior y que en el interior también repite con la fibra de carbono para servir de superficie de apoyo durante nuestro uso del teclado y del touchpad. En nuestro caso utilizamos un modelo con teclado con la disposición de Estados Unidos, y notamos que por ejemplo la tecla Enter tiene un formato distinto (alargado en la horizonta, no en la vertical), pero también ocurría con el modelo anterior.

El equipo vuelve a repetir dimensiones (304,2 x 200,1 x 15,2 mm) y tiene un peso algo superior con respecto al modelo 9343 de 1,226 kg, lo que desde luego no lo sitúa entre los más ligeros de su ámbito pero tampoco entre los más pesados. Es un portátil clásico, compacto y robusto y que desde el primer momento deja claro que no quiere entrar en esa guerra de los ultradelgados ni ultraligeros a pesar de contar con unas proporciones más que destacables. A ello contribuye una vez más esa pantalla Infinity Display que vuelve a brillar por esos marcos ultrafinos que de nuevo hacen que este portátil de 13,3 pulgadas parezca más un modelo de 11,6 pulgadas de sus competidores. De hecho aquí hay una reflexión curiosa: ¿por qué ningún otro fabricante ha adoptado esta tecnología?

¿Tiene Dell una exclusiva con Sharp, el fabricante de estos paneles? Resulta sorprendente que un año después ningún otro portátil pueda presumir de esos marcos de pantalla que solo plantean ventajas no solo en este modelo, sino también en el Dell XPS 15 que aprovecha también ese factor para tener un tamaño muy compacto.La bisagra no ha cambiado y vuelve a ofrecer una excelente rigidez aunque los ángulos para desplegar la pantalla no se acercan a los 180°. Eso sí: esos marcos ultradelgados vuelven a obligar a situar la webcam frontal en la esquina inferior derecha, una posición poco ideal para videoconferencias, y uno quizás hubiera esperado un poco más de ambición de Dell a la hora de aprovechar la tecnología Windows Hello de autenticación basada en el reconocimiento facial, pero no hay soporte para esta capacidad en este modelo.