Sites Grátis no Comunidades.net Wordpress, Prestashop, Joomla e Drupal Grátis


Total de visitas: 10509
Batería Dell Inspiron 1000

No se trata de un portátil gaming y eso se deja notar en las tasas de imágenes que hemos podido observar a la hora de jugar a distintos juegos del mercado. Subir más allá de FullHD se hace imposible para la mayoría de juegos actuales y, en la mayoría de casos jugar en resolución FullHD se tiene que quedar con la opción de gráficos de más bajo nivel.Es un equipo que para llegar a tope de gama se encuentra con varios cuellos de botella como es la GPU, perfecta para tareas CAD y de tratamiento de vídeo, pero que se queda corta para juegos. A ello tenemos que sumar que Toshiba monta un disco duro de 1 TB y se echa en falta un SSD para poder competir de tú a tú con otras opciones del mercado.Obviamente estamos ante un ordenador de gama alta con características diferenciales como la pantalla. Pero, claro, esos más de 8Mpx de resolución de pantalla son taxativos a la hora de ejecutar juegos 3D.

La GPU Radeon R9 M265X es una tarjeta gráfica capaz y gracias a 2 GB de memoria gráfica puede mover juegos 3D con un nivel gráfico bajo-medio según el título, eso sí, no más allá de FullHD.Si nos vamos a juegos muy exigentes como por ejemplo BattleField 4 no podremos hacer uso de resoluciones que pasen de FullHD con nivel de detalles bajo con una tasa de imágenes por segundo aceptable para jugar. ¿Jugar en UHD? No, la verdad sea dicha, no hay muchos títulos compatibles con esta resolución y, de los que hay, pocos o ninguno son poco exigentes por lo que, si quieres jugar en un portátil y no ya en UHD te animamos a que pruebes otras alternativas del mercado.Si eres un usuario que edita vídeo, este portátil es perfecto gracias al gran espacio de escritorio que ofrece en 15,6 pulgadas. Sin embargo tenemos que dejar constancia de que no todo el software está optimizado para esta resolución y, en ese caso, la ventana se mostrará diminuta. Para salir del paso Toshiba ha integrado una combinación de teclas que cambia la densidad de pixeles de la pantalla en un ciclo de 4 pasos ofreciendo ese efecto de magnificación necesario para utilizar esas aplicaciones.

Otro punto a tener en cuenta es la autonomía y es que esa pantalla no sólo tiene un consumo sino que hace que otros componentes como la GPU estén más utilizados que si fuera FullHD en todo momento y eso repercute en un mayor consumo.Toshiba promete cerca de tres horas de uso, pero dependerá del uso que hagas de él. Obviamente jugando o ejecutando aplicaciones pesadas esa cifra se verá reducida. Por otra parte tampoco esperes más de esas tres horas con un uso ligero. La compañía japonesa Toshiba ha dado un valiente paso al frente siendo la primera en integrar una pantalla UHD en un portátil. De hecho este equipo Satellite P50t es un compendio de buenas características con aspiraciones a más.

Tenemos que saber lo que adquirimos para no llevarnos ningún desengaño. Este portátil no es un portátil gamer, es un buen portátil con un gran rendimiento general y con una pantalla que hará que muchos tengan que mirarla una segunda vez para comprobar que se ve así de bien.Su precio, 1.499 euros, no nos parece que esté en la media de los portátiles del segmento ya que Toshiba se ha quedado por detrás en GPU y echamos en falta encarecidamente un SSD. El tiempo de arranque de aplicaciones pesadas así como del sistema operativo se ve recortado y la experiencia de usuario sería más fluida.Toshiba se marca un tanto con el primer portátil con pantalla UHD del mercado, sin embargo, nos parece que a día de hoy sólo puede beneficiar a un selecto grupo de usuarios (CAD, edición de vídeo) ya que en otro caso de usos se pagará demasiado por él en comparación con otras alternativas del mercado.Un microchip con 1.000 procesadores independientes y programables - que también podríamos llamar núcleos - ha sido diseñado y creado por la Universidad de California, en colaboración con IBM. Un proyecto más enfocado a ser muy eficiente energéticamente ante tareas múltiples, que a batir récords de velocidad.

Nuestro protagonista se llama KiloCore y pone en práctica una posibilidad que líderes como Intel ya habían puesto sobre la mesa. Bienvenido sea el procesamiento en paralelo, es la base de los dispositivos móviles y de escritorio que conviven con nosotros, pero de ahí a llegar a tal cantidad de unidades de proceso, habrá que coordinarlas muy bien para sacar el rendimiento imaginado.Los diseños más grandes que habían sido convertidos en hardware real no superaban los 300 procesadores en un mismo chip, según nos cuenta el responsable principal de la criatura, Bevab Bass. En KiloCore hay espacio para 621 millones de transistores, capaces de calcular 1,78 billones de operaciones por segundo.

El punto que quieren destacar sus desarrolladores es el de la eficiencia energética a la hora de realizar muchas operaciones: sus mil procesadores pueden hacer 115.000 millones de instrucciones por segundo disipando únicamente 0,7 vatios. Podría funcionar con una pila normal y corriente. Comentar que la fabricación del KiloCore ha corrido a cargo de IBM, empleando una tecnología CMOS de 32nm.KILOCORE ES CIEN VECES MÁS EFICIENTE EJECUTANDO SUS INSTRUCCIONES QUE EL ORDENADOR PORTÁTIL QUE NORMALMENTE UTILIZAS
Cada uno de los ‘núcleos’ puede funcionar de forma independiente, ejecutando pequeños programas a una velocidad determinada - de media a 1,78 GHz -, pudiendo intercambiar información entre ellos sin recurrir a memorias intermedias. La idea para aprovecharlo pasa por partir las aplicaciones en trozos, para aprovechar su arquitectura.

No es solo una idea exagerada llevada a la práctica para batir llamativos récords, el equipo acompaña al chip con compiladores y herramientas necesarias para poder programar en él. Será especialmente capaz en labores como el cifrado, procesamiento de vídeo, y cualquier otra cosa donde haga falta mucha potencia de procesamiento en paralelo, como aplicaciones científicas o centros de datos.El KiloCore ha sido presentado el pasado 16 de junio en el simposio ‘VLSI Technology and Circuits’ que ha tenido lugar en Honolulu. Seguiremos los pasos de este desarrollo, a ver hasta dónde lo pueden llevar en situaciones reales.La empresa Pernod Ricard --que entre otras muchas bebidas produce el famoso vodka Absolut-- quiere aprovechar el tirón tecnológico para promocionar también el consumo (responsable, claro está) de bebidas alcohólicas.

Para ello ha creado junto al llamado Breakthrough Innovation Group (o BIG) el llamado proyecto Gutenberg. La elección del nombre de esa iniciativa es cuando menos discutible, pero la idea es curiosa. Al menos, en su presentación. La idea es la de ofrecer un conjunto de "libros espirituosos" con un diseño que simula el de un volumen convencional pero que en lugar de páginas de texto contiene bebidas producidas por este fabricante y cuya presentación se combina con otro apartado: el del software.Así es: contaremos con una aplicación especialmente orientada a tablets en la cual se nos enseña a elaborar todo tipo de cócteles con el contenido de esos volúmenes que podremos reemplazar fácilmente con un sistema de pedidos online. Resulta casi imposible no hacer la broma: ¿qué sería de la transmisión del conocimiento humano si Gutenberg hubiera optado por este formato?

ASUS está poniendo toda la carne en el asados en la gama de portátiles equivalente a MacBook Pro de Apple. De esta manera llega la nueva línea ASUS Serie N con modelos de 15 (N550) y 17 (N750) pulgadas.Estos portátiles hacen gala de lo último en tecnología gracias a la integración de pantalla táctil (opcional) para facilitar el manejo de Windows 8 y componentes como procesadores, Intel Haswell o altavoces de la prestigiosa y elitista compañía Bang & Olufsen.
ASUS Serie N, especificaciones y diseño Los nuevos portátiles N Series de ASUS hacen uso de procesadores Intel Haswell Core i7 y además integran una GPU NVIDIA GeForce GT750M (2 / 4 GB) adicional pudiendo alternar entre ambas gráficas según la carga del sistema de manera automática.

Otro punto a tener en cuenta es la integración de 4 altavoces Bang & Olufsen ICEpower y un subwoofer externo para mejorar los sonidos de bajas frecuencias. Es decir, estamos ante una configuración 4.1 nativa que permite recibir audio envolvente directamente.El modelo N550 monta una pantalla IPS de 15,6 pulgadas que tiene un ángulo de visualización de 178 grados con resolución FullHD. El modelo N750 pasa a utilizar una pantalla de 17 pulgadas y panel EWV con un ángulo de visualización de 150 grados y resolución a elegir entre (1.600 x 900) y Full HD (1.920 x 1.080). La pantalla táctil es opcional y sólo puede ser integrada en el modelo de 15,6 pulgadas.

El resto de características es configurable por parte del usuario y parte de una configuración base de 4 - 8 GB de RAM DDR3 1.600 MHz, webcam 720p, disco duro de 500GB (actualizable a SSD e incluso configuración de doble unidad en el modleo de 17 pulgadas).Disponen de conectividad inalámbrica 802.11n, Bluetooth 4.0 además de Gigabit Ethernet, Mini DisplayPort, HDMI 1.4, Intel WiDi, lector de tarjetas, minijack auriculares/micrófono, conector subwoofer externo. El modelo de 15 pulgadas disfurta de 3 conectores USB 3.0 mientras que el modelo N750 monta 4 puertos USB 3.0.

Ambas unidades hacen uso de una unidad óptica Blu-ray Combo 6x que permite la lectura de discos en este formato y la grabación de DVDs y CDs.Son ordenadores compactos y ligeros con acabado en aluminio cepillado en la tapa y con cuerpo metálico, pero no entran en la gama ultrabook, 2,5 kg en el modelo de 15 pulgadas y 3,3 kg para el modelo de 17 pulgadas.Los portátiles ASUS ya están disponibles en el mercado a un precio de 1.399 € tanto el modelo base N550JV con pantalla táctil como el modelo N750JV. Sin embargo, según queramos más o menos memoria o elijamos qué sistema de almacenamiento queramos el precio variará notablemente.Ambos ordenadores trabajan sobre Windows 8 y disponen a demás de la posibilidad de integrar una miniunidad interna rápida de 16 GB para ser usada como caché de sistema.