Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 10583
Batería Dell Inspiron 1545

El compartir en papel es una nueva opción para tu teléfono si te haces con una de las nuevas impresoras de Fuji, llamadas Instax SHARE SP-2. Su principal virtud es que son portátiles y muy rápidas: en diez segundos puedes imprimir la foto si es que te corre mucha prisa. No es que hayan revolucionado el sistema, el modelo anterior lo hacía en prácticamente el doble de tiempo, pero es sin duda un avance llamativo.Además de más rápida también es más silenciosa y ofrece una mejor calidad de imagen impresa, llegando a una resolución de 800x600 puntos (320 dpi). El diseño también es nuevo, presentando una batería recargable y un cuerpo blanco adornado por dos tonos: dorado o plateado. La conoceréis mejor en el siguiente vídeo:

Desde el punto de vista de la funcionalidad también valoramos que ahora la conexión es mediante WiFi. A través de él nos comunicaremos con una aplicación móvil en el teléfono que también presenta una actualización importante, tanto en interfaz, ahora más sencilla, como en filtros creativos.LA SEGUNDA GENERACIÓN DE IMPRESORAS INSTAX ES MÁS BONITA EN ASPECTO Y EN SOFTWARE, PERO TAMBIÉN IMPRIME MEJOR Y MÁS RÁPIDO
Desde la aplicación podemos tocar parámetros antes de imprimir, como brillo, contraste o saturación. También hay una opción para crear collages a partir de diferentes imágenes que tenemos en el teléfono.

Fujifilm Instax Share Sp2 2 970x647 C
Lo más curioso parece ser el hecho de poder meterse en nuestras redes sociales e imprimir imágenes adaptadas tomadas de ellas, mostrando incluso detalles de su actividad, como los “me gusta” y “corazones”.¿Cuánto cuesta la nueva Instax? Pues en Estados Unidos aparecerá a mediados de julio a un precio de 200 dólares, esperamos pronto información sobre su disponibilidad europea. En cuanto a las láminas de impresión, conocidas como Instax Mini Film, cuestan 20 dólares (20 unidades, 62 x 46 mm).Los chips gráficos de nuestros equipos portátiles son responsables de buena parte del consumo de batería de esas soluciones, y por ello muchos fabricantes se limitan a hacer uso de chips gráficos integrados en lugar de gráficas dedicadas.

Ahora Intel quiere tratar de ofrecer nuevas posibilidades en esos escenarios con un chip gráfico que permitiría obtener un rendimiento gráfico notable sin que la batería se viera comprometida de forma dramática. Divya Kolar, miembro del equipo de ingenieros que están desarrollando este chip, explicaba que "estos núcleos gráficos incorporan varias características novedosas que permiten mejorar la eficiencia energética en un 40%".Como explicaba este ingeniero, eso permitirá que obtengamos más autonomía de batería si queremos el mismo rendimiento que teníamos, o que aun pidiendole más rendimiento en momentos puntuales al equipo logremos contar con una autonomía de batería más que decente.

Aunque no se han dado aún muchos detalles, Intel ya demostró el año pasado su CPU con tecnología Near-Treshold Voltage (NTV), que permite que el procesador funcione con niveles de voltaje muy bajos. De hecho, esa CPU podía funcionar a una velocidad de 3 MHz con un voltaje de 280 mV, y tan solo 1,2 V al aumentar la frecuencia de reloj a 1 GHz. Se espera que esa capacidad se incorpore ahora a los chips gráficos.Esta semana se presentará un informe en la Solid State Circuits Conference que se celebra en San Francisco, además de demostrarse su rendimiento en un prototipo de chip de los laboratorios de I+D de Intel. Sin embargo, no se han dado fechas estimadas de la posible llegada de esos chips al mercado.Ayer se cumplían 25 años del nacimiento de Linux, el proyecto Open Source con el que Linus Torvalds provocó una singular revolución tecnológica. Aquel kernel que luego formaría parte de un sistema operativo completo (GNU/Linux, aunque todos hemos acabado usando 'Linux' a secas en ambos casos) transformó nuestro mundo,y los frutos son muchos tras todos estos años.

El fruto más esperado, eso sí, nunca llegó a existir. La eterna promesa de Linux en el escritorio como alternativa real a Windows o macOS (antes OS X) siempre se quedó en eso, porque la cuota de este sistema operativo es muy reducida en nuestros equipos de sobremesa y portátiles. Eso no importa demasiado: puede que Linux no haya conquistado el escritorio, pero ha conquistado todo lo demás.La presencia de Linux fue una constante desde el principio en entornos servidores, y el papel de este sistema operativo ha sido fundamental en ellos. Eso significa que buena parte de los servicios y contenidos que veis en internet -incluido esto que estáis leyendo ahora mismo- se muestra en vuestros ordenadores y dispositivos móviles gracias a Linux.

También en el segmento de la supercomputación, donde Linux es absoluto referente con un 99,4% de cuota en la lista TOP500, pero ese papel protagonista en grandes instalaciones se vería complementado con una presencia absoluta en esta nueva era de la movilidad que estamos viviendo.El éxito de Android es también el éxito de Linux: el sistema operativo es la base de la plataforma móvil de Google, pero su futuro es prometedor en muchos de los campos que parecen apuestas seguras de futuro como la inteligencia artificial o la internet de las cosas.Aunque empresas como Microsoft quieren tratar de ofrecer sus opciones, parece claro que una vez más Linux y su camaleónica capacidad de adaptarse a cualquier plataforma ganarán la batalla. Los televisores inteligentes, los termostatos de Nest, los Kindle de Amazon, los drones de diversos fabricantes o incluso muchos de los sistemas informáticos de los coches actuales -Tesla, por ejemplo- hacen uso de Linux en mayor o menor medida.

En todo este tiempo muchas cosas han cambiado, pero también lo ha hecho la propia evolución del kernel y sus componentes. Hace unos años los desarrolladores eran programadores independientes que aportaban su trabajo por amor al arte. Eso ya no es cierto 25 años después, algo que demuestra un informe de The Linux Foundation que ahora la mayoría de los desarrolladores cobran por su trabajo. Solo el 7,7% de los colaboradores en el desarrollo de Linux no cobran dinero, y la razón es clara según esta organización: "los desarrolladores del núcleo escasean, así que cualquiera que demuestre su capacidad para lograr incluir su código en el código principal de Linux tiende a no tener ningún problema en tener ofertas de empleo".

Ese informe vuelve a demostrar como hay muchas grandes empresas que contratan a desarrolladores de Linux para que ofrezcan sus mejoras dentro del ámbito de su trabajo.Intel es la que más contribuye con un 12,9% según el último informe, pero otras como Red Hat, Samsung, IBM, Google, AMD o ARM están también en esa lista en la que queda claro que Linux y sus componentes avanzan porque hay un gran interés de las empresas en que esa fuerte base de sus infraestructuras siga avanzando.Y todo esto surgió de la idea de un proyecto de un joven finlandés que comenzó a trabajar en él a modo de hobby. No está nada mal, Linus. Nada mal.Nos hemos pegado una Gamescom 2016 bastante completa en lo que respecta a portátiles y ordenadores ideados para jugar, pero la mayoría de la oferta ha estado relacionada con Nvidia y sus nuevas tarjetas gráficas. Con el paso de los días vemos que otros protagonistas importantes tienen cosas que decir al respecto: Alienware y AMD.

La marca perteneciente a Dell, más orientada al juego, tiene hasta tres productos nuevos en los que hay mucha potencia y poco compromiso con el bolsillo del usuario. Como os comentábamos dentro de los equipos hay mucha tecnología Polaris en los gráficas RX de AMD, como fruto de una colaboración que han realizado ambas marcas. Los equipos están destinados al mercado europeo.La primera parada la tenemos en los Alienware Aurora R5, torres donde van a meter hasta dos Radeon RX480 - también hay configuración con una única tarjeta -, pensando en cubrir a los jugadores más exigentes, también a dar pasos en la floreciente realidad virtual. Lo podéis conocer mejor en siguiente vídeo:

Para que os hagáis una idea de los precios, un Aurora con dos RX480, un procesador Intel Core i7-7600, 8GB de RAM y 512GB de disco SSD, tiene un precio cercano a los 2.200 euros. Parece mucho dinero, pero si hacemos la configuración con una GTX 1080, se nos sube 100 euros, y si ponemos esa opción en SLI con dos tarjetas, nos vamos a 3.200 euros.Si lo que buscas es un paso más arriba en prestaciones están los ordenadores de sobremesa Area 51, donde hay espacio para acomodar a tres tarjetas Radeon RX 480. Para el que ande perdido comentar que AMD propone un sistema de aprovechamiento de varias tarjetas llamado Crossfire, y tengo entendido que tecnologías como Vulkan y DX12 saben sacar provecho de este tipo de configuraciones. Al final va a depender mucho del juego si saca partido o no del hardware.

Area 51 es el modelo más alto en el catálogo Alienware, también el más llamativo en diseño como podéis comprobar en las imágenes. Este equipo con las tres gráficas y un Core-i7 6850K con 16GB de RAM, se nos va cerca de los 3.600 euros. Con una GTX 1080 en SLI subimos a 3.800 euros.Por último tenemos al pequeño Alpha R2, que prácticamente presentan como un rival de consolas de sobremesa. Aquí dentro tenemos una configuración más sencilla eligiendo una Radeon R9 M470X, que tiene un precio inferior a los 700 euros.Lo dicho, equipos 'gaming' para todos los gustos, bien asociados a AMD en su oferta, aunque tampoco descuidan a Nvidia y tienen configuraciones paralelas. De cara a lo que queda de 2016 la marca ha lanzado en su canal de YouTube un vídeo en el que calientan motores con cosas que están por llegar:Los caminos de Xiaomi no son inescrutables, aunque en ocasiones nos sorprendan como con el lanzamiento de bicicletas inteligentes. Pero que va más allá de los teléfonos, y que concretamente estaban tanteando el terreno de los ordenadores, suena desde hace bastante tiempo y hoy hemos conocido el Mi Notebook Air, el ultrabook de Xiaomi.