Sites Grátis no Comunidades.net Wordpress, Prestashop, Joomla e Drupal Grátis


Total de visitas: 12473
Batería Fujitsu FMVNBP199

De esta manera podrás saber el nivel de tensión y desgaste de la batería para poder repararlo y aumentar su durabilidad y vida útil.
HWMonitor es un programa gratuito que se encuentra disponible para sistemas operativos Windows. BatteryBar es un programa de control de batería que nos muestra una barra de estado en la barra de herramientas para que tengamos en tiempo real el estado de la batería.

Los informes que nos brinda la plataforma son detallados y muy gráficos así podemos saber el desgaste de la batería.
BatteryBar es un programa gratuito que se encuentra disponible para sistemas operativos Windows.

BatteryInfoView es un programa para inspeccionar la batería de tu dispositivo que cuenta con el respaldo de NirSoft. La plataforma listará toda la información de la batería y te mostrará el nivel de desgaste, la marca, el modelo, la temperatura, capacidad y la información de la tarjeta entre otros detalles.A no ser que se haya olvidado de cargar su smartphone, las baterías son un componente monótono de la vida cotidiana. Sin embargo, a los inversores deberían entusiasmarles. Una silenciosa revolución tecnológica pronto hará que las baterías baratas y potentes sean un fenómeno de masas. La electricidad portátil y almacenable a gran escala puede alterar los antiguos modelos de negocio en muchos sectores. Es algo bueno para los proveedores de energía verde y para aquellos a los que les gusta el aire limpio, pero no tanto para las compañías anticuadas, y, posiblemente, para los propios fabricantes de baterías.
La rápida innovación y caída de los precios ya han provocado un aumento de la demanda. En Alemania, pionera de la energía renovable en el mundo, los precios de los sistemas de almacenamiento de electricidad de uso doméstico cayeron un 25% el año pasado, lo que ha hecho que se duplique la demanda de la tecnología, según la Asociación Alemana de Energía Solar. En Estados Unidos, el mercado de almacenamiento de energía creció más de un 240% en 2015, según muestran los datos de la consultora GTM Research. También espera que el mercado se expanda de media un 45% al año hasta 2021.

Los analistas de Berenberg esperan que los precios de las baterías caigan en alrededor de un 40% para entonces, y no son la única tecnología de almacenamiento prometedora. Los pesos pesados del sector del petróleo y el gas están empezando a tomar nota. El mes pasado, Total anunció que desembolsará 950 millones de euros por el fabricante de baterías Saft, pagando una prima del 38%.
Los inversores no deberían engañarse por el hecho de que el impacto de la revolución de las baterías aún no es totalmente visible. Berenberg realiza una comparación con tecnologías disruptivas como la fotografía digital y los teléfonos móviles: la adopción inicial fue lenta, pero cuando estas nuevas tecnologías llegaron a un punto de inflexión, reemplazaron rápido a las antiguas. Esto se debe en parte a un bucle de retroalimentación: más investigación y desarrollo y mayores economías de escala en la producción llevan a nuevas caídas de precios, que a su vez impulsan la demanda.
Las formas baratas y eficientes de almacenar la electricidad eliminarán las principales desventajas de las renovables: su disponibilidad intermitente en días nublados o sin viento. En combinación con unas mayores caídas en los precios de los paneles solares y las turbinas eólicas, esto podría acelerar la transición hacia la energía verde.

Sin embargo, las eléctricas tradicionales no estarán tan entusiasmadas. Una vez instalados los sistemas correspondientes, el sol y el viento producen electricidad con unos costes operativos muy bajos, reduciendo los precios al por mayor y desplazando a los productores que tienen que pagar por el combustible. Un ejemplo es la alemana Eon. En junio, el 99,7% de sus accionistas apoyó la escisión de su división de generación de energía empleando combustibles fósiles y centrarse en las energías renovables.
La revolución de las baterías puede también impulsar los vehículos eléctricos. La limitada gama de modelos actual echa para atrás a muchos conductores. Pero la nueva versión del coche eléctrico i3 de BMW ilustra cómo este problema se está desvaneciendo. Una batería más potente puede extender el alcance del vehículo hasta en un 60%, hasta los 300 kilómetros, mientras el precio solo se incrementa en un 3%.
Los analistas de Berenberg argumentan que los vehículos eléctricos se convertirán en una tecnología dominante de cara a los próximos cinco años y que el mercado que se multiplicará por 14 para entonces. Los fabricantes de automóviles que no estén en la vanguardia de la nueva tecnología podrían salir malparados. Peugeot y Fiat Chrysler están particularmente expuestos, según Berenberg.

Una cuestión que queda abierta es si los propios fabricantes de baterías estarán en el lado ganador a largo plazo. Inversores como el consejero delegado de Total, Patrick Pouyanné, deberían mantener en mente el sector de la energía fotovoltaica. La decisión de China de entrar en el mercado –su producción anual de células fotovoltaicas se multiplicó por nueve entre 2008 y 2012– dio lugar a una burbuja solar con una gran sobrecapacidad, un derrumbe de los precios y una serie de insolvencias en todo el sector. Como muchas revoluciones anteriores de la historia, la de las baterías podría acabar por devorar a sus hijos.
Gigabyte Aero se anunció en el mes de Mayo con algunos detalles sobre sus características pero no tuvimos precisión sobre el precio de salida, dato que conocimos durante el dia hoy. Gigabyte planea lanzar este ultrabook gaming por 1.599 dólares, un precio alto pero no desorbitado y que se ajusta a un equipo con el que se podrá a jugar a cualquier juego actual a una resolución de 1080p y calidad alta sin demasiados inconvenientes.

El Gigabyte Aero es un equipo de 14 pulgadas que entrega una resolución máxima de 1440p (2560 x 1440 pixels), un procesador Intel Core i7 6700HQ con 16GB de memoria RAM DDR4, Gigabyte da la opción de ampliar esta memoria hasta los 32GB, y dispone de una unidad de almacenamiento SSD de 512GB.La fabricante China ha decidido utilizar la tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 970M en esta portatil, razón por la que aseguramos que se podrá jugar a todo decentemente en este equipo (más que decente), siempre apoyado por un procesador Intel Core i7 que le saca total partido a esta GPU de 1.280 núcleos CUDA, bus de 192 bits y 6GB de memoria GDDR5.

En cuanto a la conectividad, se incluyen miniHDMI, USB Type-C, Bluetooth 4.2, lector de tarjetas de memoria y WiFi-AC integrado. Gigabyte comenta que la batería incluida permite una autonomía de 10 horas de uso, aunque no especifica si son 10 horas de uso intensivo, es probable que jugando a un videojuego exigente esa autonomía se reduzca bastante.Gigabyte Aero ya está disponible en tiendas americanas por 1.599 dólares en colores negro, naranja y verde. Una opción muy interesante (de hecho ya está fuera de stock en newegg) aunque la cantidad de espacio de almacenamiento podría resultar algo escasa.
Cuando compramos un ordenador, especialmente un portátil, buscamos generalmente algo con un hardware aceptable que, a su vez, sea fino y le dure la batería. Aunque las dos primeras características son fáciles de cumplir, el último elemento siempre ha sido el componente de los ordenadores portátiles que más quebraderos de cabeza genera entre los usuarios.

Windows, por lo general, suele adaptar automáticamente su programa de ahorro de energía en función del uso que estamos haciendo del ordenador. Sin embargo, en muchas ocasiones es posible que la batería nos dure menos de lo esperado y, como Windows no cuenta ni con un administrador de aplicaciones que nos diga cuál ha sido lo que más ha consumo y cual lo que menos (similar a lo que podemos encontrar en Android) ni con un monitor de estado de carga, simplemente nos resignamos a conectar el ordenador a la luz y seguir utilizándose mientras vuelve a cargarse.

Las baterías de los portátiles son elementos muy propensos a fallar. Esto puede ocurrir por diversas razones, por ejemplo:Malas cargas e irregulares.
Utilizar el portátil con esta colocada y conectado a la corriente al mismo tiempo.
La falta de ciclos completos de carga y descarga.
Degradación por el tiempo.
Las versiones más recientes de Windows cuentan con un completo, aunque desconocido, monitor de estado. Gracias a él vamos a poder ver un informe completo sobre el estado de la misma, obtener más información sobre ella, su uso y poder adelantarnos a posibles fallos potenciales por un mal uso de la misma.

Estos informes solo están disponibles en Windows 8, 8.1 y Windows 10. Las versiones anteriores de Windows no cuentan con esta característica.Cómo generar y ver el informe de batería de nuestro portátil con WindowsPor desgracia, esta característica no está disponible como aplicación normal, sino que debe ejecutarse como un comando en MS-DOS, razón por la cual muchos desconocen de ella.Para generar el informe de batería, abrimos una ventana de MS-DOS (mejor con permisos de Administrador, para evitar problemas) y escribimos en ella:

El comando nos creará un archivo llamado battery_report.html en nuestra carpeta de usuario. Abrimos este archivo con nuestro navegador web y podremos ver el informe completo sobre el estado de la misma en el portátil.Lo primero que veremos será un informe global sobre nuestro equipo y la batería que tenemos instalada.Resumen del equipo y batería instalada Si nos desplazamos hacia abajo vamos a ver más información sobre la actividad de la misma como cuándo hemos estado haciendo uso de ella, cuándo hemos apagado o suspendido el sistema, etc.

Historial de uso de la batería de Windows Debajo veremos una gráfica con el gasto de carga en los últimos 3 días. Si no hemos hecho uso de ella o ha estado conectado, la gráfica puede aparecer extraña.Gráfica de uso de la batería de Windows A continuación, veremos un historial de uso completo, donde veremos tanto cuándo hemos utilizado la corriente como la batería.En el siguiente apartado, vamos a ver un historial con la capacidad de la misma. Este apartado es útil para saber la capacidad que tiene en teoría al salir de fábrica y la real que estamos obteniendo con las cargas completas.