Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 10603
Batería FUJITSU S26391-F545-L100

Al igual que el OnePlus 2, el 3 funciona sobre un mod de Android creado por OnePlus que se llama Oxygen OS. Eso significa que tiene muchas más opciones de personalización que la versión estándar de Android: tema nocturno, tamaño de los iconos, más opciones de multitarea... Oxygen OS es básicamente Android Marshmallow, la versión actual de Android, pero con algunos pequeños retoques en la interfaz de usuario. Para ilustrar lo que quiero decir, aquí puedes ver una captura de Android en un Nexus 5X frente a una de Oxygen OS ejecutado en un OnePlus 3. ¿Adivinas cuál es cuál?

El OnePlus 3 tiene una lista de especificaciones similar al resto de los grandes teléfonos recientes. ¿Puerto USB de tipo C? Sí. ¿Último procesador Snapdragon? Sí, señor. ¿Sensor de huellas digitales, cámara de muchos megapíxeles y carga rápida? Sí, sí, y claro que sí. Lo único que podríamos poner en la columna de las desventajas es su pantalla AMOLED de 1080p PenTile, en lugar de una pantalla 2K con mayor densidad de píxeles como la que se encuentra en la mayoría de los smartphones de esta generación (excepto el iPhone). Pero a menos que te lo vayas a atar con unas gafas VR en la cara, es probable no notes la diferencia.

Un cambio drástico es la cantidad de memoria RAM equipada en el OnePlus 3: 6 GB. ¡Seis! Tanto como en un ordenador portátil (uno no muy bueno). Esto es lo que hace brillar al sistema Oxygen OS. Como hace Apple con iOS, OnePlus ha optimizado su software para funcionar especialmente bien en el OnePlus 3, así que puede aprovechar toda esa memoria RAM de una manera en la que otros competidores de Android no pueden.

En pruebas comparativas, el OnePlus 3 se muestra tan ágil como el iPhone 6s Plus. Abrimos el mismo PDF gigante en ambos dispositivos y el OnePlus 3 gana al iPhone por un pelo. También se siente ligeramente más rápido en mano si tenemos en cuenta las animaciones horriblemente lentas del sistema de Apple.Cuando abrimos la cámara con otra docena de aplicaciones ejecutándose en segundo plano, el Galaxy S7 Edge de Samsung lo hace en unos respetables 2,6 segundos. Pero en el OnePlus 3, si pestañeas te lo pierdes: menos de un segundo. Con la cámara abierta vemos claramente cómo el OnePlus 3 ha traído grandes avances en términos de software y hardware. Por un lado, se puede utilizar la cámara trasera de 16 megapíxeles para disparar en RAW —algo increíblemente útil si quieres arreglar las fotos mal expuestas— y por otro lado, ahora la aplicación de la cámara tiene control manual, así que podremos jugar con todos los ajustes que queramos.

Lamentablemente, la opción de jugar con el software no te salvará de una óptica de gama media. He aquí una comparación del OnePlus 3 con tres de sus competidores: el Galaxy S7, el LG G5 y el iPhone 6s Plus.El teléfono captura bien la imagen en general, aunque esté envuelta en una mala iluminación, pero los detalles en la cara de Steve Jobs (no es Kutcher) no son tan claros como los que saca el Galaxy S7 o el 6s Plus. No estamos hablando de diferencias catastróficas, pero posiblemente suficientes para disuadir a los que buscan la mejor cámara móvil.Sin embargo, la cámara casi-excelente del OnePlus 3 no es su mayor defecto. Lo es la batería. En dos ocasiones, durante mi semana con el 3, el teléfono murió a última hora de la tarde. En un momento dado me dejó encerrado fuera de mi apartamento, incapaz de contactar con mis compañeros de piso. Tuve que caminar hasta la casa de un amigo, llamar a la puerta y rogarle que me dejara dormir en su sofá. Es en estos momentos cuando un teléfono que puede durar hasta la mañana siguiente como mínimo (la batería del Samsung S7 es verdaderamente increíble) resulta infinitamente más útil que uno que no puede hacerlo.

El OnePlus 3 viene con su propia tecnología de carga rápida llamada Dash Charge, que según la compañía ofrece “la carga de un día en media hora”. Con el teléfono apagado y la batería al 0% fui capaz de obtener un 80% de carga en 40 minutos. Está bien, pero no es sorprendente: la batería del OnePlus 3 tiene una capacidad de 3000 mAh. OnePlus piensa que la gente carga su teléfono durante el día, pero eso no se ajusta a mi rutina.

Aparte de esto, es difícil no mirar al OnePlus 3 y maravillarse de cómo esta empresa china desconocida ha conseguido con rapidez y carácter hacer un teléfono insignia tan barato. Es un dispositivo tope de gama con todas las de la ley. Los teléfonos anteriores de OnePlus estaban llenos de sacrificios, pero el OnePlus 3 no tiene ninguno. Por este precio, el OnePlus 3 es sin duda el mejor teléfono que uno puede comprar.La primavera de 2016 quedará como un momento a recordar en la historia de Audi. La firma alemana presenta estos días dos novedades que suponen un paso adelante en cuanto a tecnología, prestaciones e innovación. Por un lado llega el SQ7, que recoge el exitoso testigo del SQ5 como pionero en la línea diésel de su gama S, que señala el cariz más deportivo del catálogo; y por otro, Audi Q7 e-tron quattro, el primer híbrido enchufable del mundo con motor V6 TDI y sistema de tracción quattro.

Este último es desde ya un emblema para la marca. Las cifras hablan de su deportividad, con una potencia conjunta entre ambos propulsores de 373 CV, que permiten una aceleración de 0 a 100 km/h de apenas 6,2 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h. Y todo, con un consumo de combustible que roza lo simbólico: 1,8 litros cada 100 kilómetros. Es el maridaje perfecto entre lo que propone un híbrido y unas prestaciones de gama alta.

Son las ventajas de una gestión inteligente de los recursos que ofrece cada tipo de propulsor. Por un lado, la unidad 'tradicional' es un motor de combustión diésel 3.0 TDI que se halla entre los más avanzados que monta la marca. Sus seis cilindros entregan una potencia de 258 CV gracias al rediseño de su geometría, de sus materiales y de un mecanismo de refrigeración optimizado para exprimir al máximo las posibilidades que ofrece, con el mínimo consumo y obteniendo el máximo rendimiento.La unidad eléctrica no sólo aporta el resto de potencia hasta completar lo marcado en las especificaciones sino un uso independiente. Ambos motores se coordinan mediante un embrague de acoplamiento que 'tira' de uno u otro según el tipo de conducción o de acuerdo a las preferencias del usuario.

Este Audi Q7 e-tron quattro permite que sea el conductor el que decida cómo quiere usar ambos tipos de energía mediante tres modos prefijados. Por un lado, existe la posibilidad de salvaguardar la energía eléctrica dando mayor protagonismo al propulsor convencional con el denominado 'battery hold'; el modo EV funciona justo al revés, priorizando el motor eléctrico; la opción 'hybrid auto' deja la gestión en manos de la inteligencia del vehículo que, siempre primando la eficiencia, decide por sí mismo en qué situaciones es más adecuado usar uno u otro.La autonomía plenamente eléctrica del coche alcanza los 56 kilómetros, lo que constituye un récord en su segmento. Un dato: sumando esta cifra a la que permite el sistema convencional, el total es de 1.320 kilómetros. Puede quedarse sin combustible, ciertamente, pero será porque se le olvide que hay que visitar una gasolinera de vez en cuando.

Y es que al margen de los motores, las piezas de este puzle de Audi conforman un vehículo cuya tecnología está enfocada al ahorro de recursos sin que eso repercuta en reducir las prestaciones ni mucho menos en distanciarse del espíritu deportivo del conjunto. Buena parte del trabajo para ello recae en la caja de cambios tiptronic de ocho velocidades que funciona plenamente integrada con el motor eléctrico y cuya velocidad de respuesta regala una experiencia de conducción diferente y directa. Además, la transmisión adaptativa, el uso de materiales más ligeros, la solidez de la estructura y la sofisticada refrigeración permiten pensar en un uso del vehículo más allá de las carreteras convencionales.

Nos hallamos pues ante un vehículo que ofrece prestaciones de deportividad muy avanzadas. El chasis es más ligero que el de sus predecesores y el centro de gravedad más bajo, lo que permite una respuesta ágil y segura en la carretera. Además, la posibilidad de montar una suspensión neumática afina más los reglajes, configurando la altura del vehículo según velocidad y tipo de vía o ajustando todos los parámetros de amortiguación, chasis y aerodinámica. El sistema ofrece siete configuraciones prefijadas para exprimir la mecánica al máximo en toda situación: la 'efficiency' 'confort', 'auto', 'dinamic', 'individual', 'allroad' y 'lift/offroad'.

Otra de las innovadoras soluciones que Audi ha montado por primera vez en este Audi Q7 e-tron quattro es tan sencilla en su planteamiento como efectiva: una bomba de calor que aprovecha el calor residual de los componentes eléctricos del coche para climatizar el habitáculo.Por otra parte, el sistema MMI Navegación Plus que incorpora de serie usa datos de tráfico en tiempo real para planificar las rutas de tal modo que se optimice tanto el tiempo de llegada al destino como el ahorro de combustible.

El concepto de coche enchufable es aún novedoso en nuestro país. Cuesta hacerse una idea de que un coche se conecte a la red como de forma similar a un teléfono móvil o un ordenador portátil. Sin embargo, este Audi Q7 e-tron quattro ofrece la posibilidad de usar enchufes domésticos además de los industriales dando la posibilidad, además, de programar el momento en el que se recarga la batería. Este apartado es importante por lo que tiene de respetuoso con el medio ambiente. En coherencia con el sistema, la firma alemana ofrece a sus clientes un acuerdo de servicio con Enara, cuyo suministro de electricidad se genera con energías renovables. Y no sólo pensando en el vehículo: a través de la modalidad 'Audi Energy', es posible extender el suministro a toda la vivienda.