Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 10958
Batería Lenovo B570

Como es habitual, Acer ha cargado su Aspire S13 con una buena cantidad de herramientas propias. Están presentes abFiles (compartir documentos), abPhoto (edición), Acer Care Center (consultas), Acer Portal (centro de control con opciones y herramientas de Acer), Acer Power Buttom (gestión del botón de encendido), Acer Quick Access (acceso a funciones exclusivas de Acer), Acer Recovery Management (para recuperar contenidos), Acer User Experience Improvement (acceso a herramientas de experiencia de uso), Acer User’s Manual (manual de usuario) y Acer Explorer (portal de juegos, aplicaciones y programas útiles). Elementos que aportan poco o nada al usuario medio o avanzado, y que suelen importunar con constantes actualizaciones y mensajes de ayuda que no se ha pedido.

Más interesante es la introducción de herramientas como la aplicación Music Maker Jam, con la que convertirse en un auténtico DJ, la preinstalación de las aplicaciones de Word, Excel y PowerPoint, Amazon, Netflix, Kindle o el juego Candy Crush Saga.Todo ello sin olvidarnos de que el Acer Aspire S13 llega de serie con Windows 10 y todo lo que ello supone: barra de inicio rápido, escritorio, el navegador de Internet Microsoft Edge y la siempre servicial asistente Cortana, entre otras muchas cuestiones más.

Se trata de un apartado polémico y muy relativo. Mientras que Acer asegura sobre el papel que su portátil es capaz de aguantar 13 horas en activo sin necesidad de un enchufe cerca, nuestra experiencia es bastante más decepcionante, aunque hay que entender varios supuestos. Por un lado, si utilizamos el modo de pleno rendimiento, para sacar el máximo partido al brillo de su pantalla, así como la mayor potencia a su procesador y chip gráfico, el Aspire S13 podrá aguantar el ritmo durante unas cuatro horas. Todo ello dependiendo del uso que se haga de él, claro está (jugar varias horas con él será suficiente para agotar su batería). En cambio, con unas opciones algo más ajustadas, dedicando el esfuerzo del ordenador a navegar y trabajar con documentos de texto, es posible duplicar este tiempo y alargar su vida útil durante una jornada de trabajo. De nuevo, siempre atendiendo al tipo de tarea que se lleve a cabo junto a la configuración. En el modo de ahorro de energía los tiempos se aproximan a lo que Acer afirma en su ficha técnica.

Existen dos opciones a la hora de escoger la batería de este portátil. Aunque ambas quedan integradas para conseguir el diseño extrafino del Acer Aspire S13, es posible elegir entre una batería de 3 celdas de Li-ion con 45 Wh o de 54 WH, ampliando esta segunda varias horas la autonomía máxima del portátil.El portátil Acer Aspire S13 se puede encontrar con diferentes componentes internos, pero con solo dos acabados: blanco o negro. En cuanto a su precio, su disposición más accesible cuesta 700 euros, ampliándose en caso de escoger configuraciones más potentes (Intel Core i7) y pantalla táctil. Ya se encuentra disponible en España.

Del Acer Aspire S13 hay que mencionar lo exquisito de su acabado. Y es que el diseño es uno de sus puntos fuertes, con materiales Premium y detalles tanto para la vista como para el oído. También cabe mencionar su potencia, que en su configuración con Intel Core i7 resulta más que decente para cualquier tipo de trabajo de oficina o para el estudio. Si bien, el apartado gráfico queda cojo en este portátil. También nos ha gustado su excelente touchpad o ratón táctil, que no solo es agradable al tacto, sino que también es preciso y, por qué no decirlo, bonito. Además, la pantalla resulta muy cómoda gracias a su gran ángulo de visión y su sonido Dolby Digital procura un sonido de calidad y realmente potente.

En el saco de las desventajas nos encontramos con el mencionado chip gráfico Intel HD Graphics 520, que no ofrece rendimiento necesario para jugar o editar contenidos de forma profesional, y su corta autonomía. Y es que, si se hace algo más que navegar por Internet, será necesario no alejarse demasiado de los enchufes.La tecnología forma parte de nuestras vidas, en un sentido cada vez más literal. Influye en la forma en que nos relacionamos, y en cómo trabajamos.

En el ámbito de los ordenadores ya no es suficiente con la potencia bruta. Se exige diseño y funcionalidad. Los portátiles se han adaptado al ritmo de vida y las necesidades de lo usuarios domésticos o profesionales. Es lo que diferencia a una marca blanca de un fabricante de portátiles con años de experiencia.Hoy en día un portátil debe ser, ante todo, funcional: servir para aquello para lo que lo hemos comprado, ya sea actualizar los informes o la base de datos del trabajo, jugar con los juegos más punteros, o ayudarnos en las labores escolares. Pero pocos usuarios se conforman con eso. Vivimos en la era del diseño en donde las texturas, los materiales y el estilo nos definen, y por eso las grandes marcas de portátiles como Acer cuidan tanto el interior como el exterior.

Un dispositivo portátil, especialmente si lo usas en el día a día, debe reflejar tu personalidad, ser agradable al tacto y ofrecer un diseño atractivo que invite a utilizarlo. Las grandes marcas cada vez cuidan más este aspecto, como puedes ver en el nuevo notebook Acer Aspire E 15. Con llamativos colores que se adaptan a diferentes estilos de vida y un elegante patrón textil metálico resulta muy agradable a la vista y al tacto.

¿Cómo debe ser el portátil perfecto? Diseño y funcionalidad. Así es el notebook Acer Aspire E15
Los detalles de los bordes le dan un aspecto distintivo que lo diferencian de los portátiles clónicos, enfocados a la funcionalidad pero más aburridos y menos agradables de utilizar. Para que te hagas una idea de la importancia del diseño en un producto de este tipo, echa un vistazo al unboxing del Acer Aspire E 15:El touchpad Precision Touch permite sustituir con eficacia al ratón y hacer zoom juntando los dedos, como en el móvil.

El diseño es importante en un portátil moderno. Tanto como la pantalla y la experiencia multimedia. Hoy en día casi todo el contenido de Internet gira en torno a la imagen y el sonido: fotos, vídeos, películas y series en streaming, música, apps... A un portátil a la última le debemos exigir una pantalla de calidad y tecnologías que potencien el disfrute de esas imágenes y esos sonidos.

En primer lugar es importante elegir el tamaño según las tareas que vayamos a realizar. Las pantallas de 11 o 12 pulgadas están desuso, en favor de las tablets. Los portátiles de 13 o 14 pulgadas son útiles si viajas mucho y llevas a cabo tareas básicas. El tamaño todoterreno son las 15.6 pulgadas, porque no es demasiado grande para transportarlo, y al mismo tiempo permite disfrutar de juegos y películas o realizar labores profesionales de edición de imagen u hojas de cálculo. Existen también pantallas de 17 o 18 pulgadas, enfocadas al gaming. Con una pantalla de 15.6 pulgadas siempre acertarás.

¿Cómo debe ser el portátil perfecto? Diseño y funcionalidad. Así es el notebook Acer Aspire E15
La pantalla marca el tamaño de la carcasa, que a su vez define las posibilidades del hardware: el tamaño de la batería, o la posición de los altavoces para el sonido. El material es muy importante. Las carcasas de plástico disipan mal el calor y son poco elegantes. La gama alta suele usar carcasas metálicas de aluminio, aleaciones de magnesio o fibra de carbono. Materiales ligeros, resistentes, que eliminan bien el calor del procesador o el chip gráfico.