Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 11121
Batería Lenovo IdeaPad V370G

En España, las renovables podrían cubrir más de un tercio de la demanda eléctrica anual. Además, hay periodos del día y ciertas estaciones del año en los que serían capaces de abastecer a toda la población. El problema es que los generadores eólicos y las placas solares producen electricidad de forma intermitente y contribuyen a la red eléctrica en periodos de baja demanda.Solemos consumir más energía por las noches, cuando necesitamos luz artificial y volvemos a casa del trabajo. A esas horas, nos vemos obligados a usar una red que aún se alimenta de centrales eléctricas que funcionan mediante hidrocarburos o energía nuclear. Baterías capaces de cargarse y descargarse a gran velocidad y con alta densidad de energía podrían suplir las deficiencias del sistema y almacenar electricidad durante el día para consumirla de noche.

Pocas dudas quedan ya con respecto a que el conector USB Tipo C o USB-C es el conector del futuro para ordenadores portátiles, smartphones y todo tipo de dispositivos o accesorios.Por ese motivo, cada día aparecen más y más dispositivos que incluyen este tipo de conectores que, además de ofrecer la comodidad de no tener que estar jugándosela a cara o cruz para insertar el cable a la primera, permite una transmisión de datos hasta 10 veces superior al USB 3.1 o la capacidad de cargar la batería de tus dispositivos desde el mismo cable, incluyendo ordenadores portátiles.

Alimentación, carga y sincronización desde un solo cable
Por suerte para los usuarios, ya no tendrás que llevar un cable para recargar tu dispositivo, otro para transferir los datos, ni otro para conectarlo a una pantalla o monitor externo. Todo lo que necesitas te lo proporciona el conector USB tipo C.¿Cuál es la diferencia entre USB-C y USB 3.1?
No obstante, no todos los cables USB o conectores USB tipo C son iguales, ni están preparados para, por ejemplo, soportar de forma segura las funciones de carga de ordenadores.Un portátil para trabajar pero no para jugar
Los interesados han de saber que el Acer Aspire S13 lleva en sus tripas tres posibles combinaciones de procesadores Intel Core. Se tratan de los i3-6100U, i5-6200U y i7-6500U, chips de sexta generación de Intel capaces de mover tareas y procesos habituales de trabajo como varios documentos de texto y pestañas del navegador web, además de programas concretos. Nuestras pruebas demuestran que este ordenador es perfectamente válido para trabajos de oficina que no requieran de un gran rendimiento gráfico. Hemos probado la versión i7, y tan solo en el modo de batería equilibrado y economizador hemos notado alguna carga un tanto lenta con varios programas abiertos consumiendo parte de su memoria RAM en momentos muy puntuales. Sin embargo, su funcionamiento resulta realmente fluido y ágil, tanto a la hora de mover programas como navegando por los menús del propio portátil.

Y es que hay que tener en cuenta que llega apoyado por nada menos que 8 GB de memoria RAM del tipo LPDDR3, aunque depende de la configuración de cada versión. En nuestro caso, con los 8 GB de RAM, la experiencia es realmente fluida incluso con varios programas abiertos funcionando a la vez.Es en el aspecto gráfico, sin embargo, donde encontramos el punto más débil de la configuración técnica del Acer Aspire S13. Su chip gráfico Intel HD Graphics 520 resulta más que capaz para mover vídeos, fotografías, juegos online y juegos clásicos no exigentes. Ahora bien, su memoria RAM de 128 MB no ofrece más posibilidades para el ocio o el trabajo avanzado con herramientas como Photoshop o Adobe Premiere para la edición de fotografía y vídeos.

Nuestras pruebas de rendimiento nos permiten comparar el Acer Aspire S13 con la tableta Microsoft Surface 4, por la que se ve ligeramente superado, el Acer Aspire E5 o el Lenovo Ideapad Yoga, a los que rebasa por varios puntos. Una competición que muestra cómo la línea entre portátiles, convertibles y tabletas cada vez es más fina, y en la que Acer no parece haber apostado por una gran potencia.

Esto es debido a que, dentro de la especificación USB tipo C, existen diferentes perfiles de transmisión de energía. 5 perfiles diferentes para ser más exactos y cada uno atiende a unas necesidades concretas dependiendo del tipo de dispositivo.Existen diferentes perfiles de transmisión de energía
Así, mientras un smartphone o tablet puede utilizar un conector USB tipo C de perfil 1 que transmite una potencia de 10 w mediante USB tipo C, mientras que un portátil como el Macbook de 2015 utiliza un USB tipo C de perfil 4 que proporciona hasta 60w de carga.Obviamente, si el conector USB tipo C no es capaz de proporcionar la potencia suficiente al dispositivo, su carga no se realizará en correctamente.

Un USB Tipo C de mala calidad puede dañar los dispositivos
Esto ha llevado a fabricantes de accesorios como Kensington a desarrollar nuevos productos que cubran las necesidades de conectividad y carga de los diferentes dispositivos mediante el uso de estos conectores USB tipo C.Por ejemplo, la eliminación de muchos de los conectores de los actuales ultrabooks y portátiles convertibles hace necesario el uso de soluciones portátiles para ampliar las opciones de conectividad de tu portátil con otros dispositivos y periféricos.

En ese sentido, Kensington ha diseñado el dock de conectividad portátil CD1000 que, gracias a su reducido tamaño, permite llevarla cómodamente junto al portátil para proveerlo de un puerto Ethernet, un USB de tipo A (el más usado actualmente), una salida VGA y un conector DisplayPort capaz de mostrar contenido en resolución 4K@30Hz.Por otro lado, tal vez necesites una base de conectividad para convertir tu portátil en un ordenador de trabajo al llegar a tu casa o a la oficina, permitiendo conectarlo a varios monitores externos, a un teclado y a un ratón, así como a otros periféricos de oficina como impresoras o escáneres.

la base de conexión SD4600P de Kensington que está específicamente orientado para portátiles con conector USB de tipo C
Para cubrir esa necesidad, dispones de la base de conexión SD4600P de Kensington que está específicamente orientado para portátiles con conector USB de tipo C y permite, desde un solo cable USB Tipo C, ampliar la conectividad para conseguir tres puertos USB 3.1 de tipo A, un conector Ethernet, una salida DisplayPort compatible con resoluciones 4K y conexión HDMI con la que podrás conectar varios monitores externos a tu portátil. Con la base de conexión Kensington SD4600P no necesitarás instalar ningún controlador adicional para conectar tu portátil a otras pantallas externas.

Además, este dock de conexiones cuenta con dos conectores USB tipo C y perfil 4 por lo que podrás recargar tu portátil mientras lo estás usando, así como otro conector USB tipo C adicional por si necesitas conectar otro dispositivo con ese conector o recargar tu smartphone.Este dock de conexiones para tu portátil cuenta con las mismas conexiones que el Kensington SD4600P
En su parte frontal también encontrarás un conector jack de 3,5 mm para auriculares y otro para micrófono.Por otro lado, si no necesitas que la base disponga de estas funciones de carga para tu portátil, y te basta con tener las todas las funciones de conectividad que hemos descrito, tu alternativa se llama SD4500.

Este dock de conexiones para tu portátil cuenta con las mismas conexiones que el modelo SD4600P, pero sin la posibilidad de cargar tu ordenador.Alguna vez os hemos hablado de GPD Win, un ordenador de bolsillo con Windows 10 y controles para videojuegos, que dicho sea de paso causó bastante interés en nuestra comunidad. Entonces descubrimos un dispositivo diferente, pero no era más que una recreación y ahora lo podemos ver en ‘carne y hueso’.

GPD lleva mucho tiempo vendiendo dispositivos portátiles que están de alguna manera relacionados con videojuegos, siempre con el sistema operativo de Google, así que encontrarnos con el sistema de Microsoft es un nuevo motivo para pararnos a conocerlo mejor. Recientemente os enseñamos un producto con el que guarda algunas semejanzas: GOLE1.Win GPD cuenta con una pantalla táctil de 5,5 pulgadas - 1.280x720 píxeles -, pero además no olvida un teclado QWERTY bajo la misma, y de paso coloca botones ideados especialmente para jugar. Los ingredientes son cuando menos extraños, complicados de mezclar en algo pequeño, pero ahí está su gracia.