Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 11100
Batería Samsung R70

La característica diferencial de la nueva familia Acer Spin es, desde luego, su pantalla táctil giratoria, lo que permite utilizar estos convertibles en distintos modos de trabajo y ocio. El Acer Spin 7 es el claro destacado tanto por delgadez como por prestaciones.Los Acer Spin 1, 3 y 5 no cuentan por ejemplo con procesadores Intel Core de séptima generación, algo que sí ocurre con los Acer Spin 7. En estos tres primeros casos las pantallas varían mucho desde las 11,6 pulgadas (1.366 x 768 o 1.920 x 1.080 píxeles) del Acer Spin 1 hasta las 15,6 pulgadas (1080p) del Acer Spin 3 pasando por las 13,3 pulgadas (1080p) del Acer Spin 5. Todos los modelos cuentan con una cantidad de RAM elevada (hasta 8, 12 y 16 GB según crecemos en la gama) y también en almacenamiento (hasta 1 TB de HDD, 256 GB de SSD en el Spin 3 y 512 GB en el Spin 5), mientras que las dimensiones también varían pero los grosores rondan los 2 cm, lo que los hace bastante delgados pero no destacan mucho en este sentido.

El que sí destaca es el Acer Spin 7, que cuenta con una pantalla táctil de 14 pulgadas (1080p), procesadores Intel Core i7 de 7ª generación, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, un grosor de tan solo 10,98 mm -impresionante para un convertible- y un peso de 1,2 kg. La autonomía llega a las 8 horas según Acer, y el precio de partida de este modelo es de 1.299 euros.Nuevo equipo gaming que aparece en el mercado, el ASUS G751. Un nuevo miembro de su familia RoG (Republic of Gamers) que empezará a jugar en la liga de los más fuertes gracias a su potente hardware unido a un diseño de mínimas dimensiones, en línea de lo que otros fabricantes están haciendo y también en lo que el público exige.

ASUS RoG G751 nace con un formato que quiere ser Ultrabook pero que requiere algo más de espacio para incluir los componentes que trae consigo. Su grosor es de 2,3 centímetros en la parte más delgada, aunque la frontal sube hasta los 4,2 en la trasera. Es un equipo grande de 17 pulgadas con una pantalla IPS FullHD, nada de mayores resoluciones (por ahora). Lo mejor del equipo está sin duda alguna en su interior, ya que cuenta con un conjunto de componentes entre los más potentes del mercado y de la última hornada. Tendremos procesadores Core i7-4710HQ y i7-4810HQ, pero sobre todo gráficas NVidia GTX 970M y GTX 980M para hacer las delicias del público más exigente en videojuegos. Como veis habrá, al menos, dos modelos en el mercado, uno potente y el otro más potente aún del que incluso podría decirse es un portátil de los más exquisitos del mercado; también existe un tercer modelo que opta por una GTX 860M más comedida y asequible económicamente.

En cuanto a otras características no hay mucho especificado y ASUS sólo pone los límites máximos que admite su tecnología. Hasta 32 GB de memoria RAM y también compatibilidad tanto con discos duros mecánicos como con SSD. También hablan del uso de varias tecnologías propias como TurboMaster (ajuste automático de las frecuencias), Trinity Display (pantallas externas) o GameFirst III (reduce la latencia en videojuegos online). Aunque en España aún no se ha puesto a la venta (prometen tenerlo a punto en diciembre a partir de 1.699 euros) podemos tener en mente los precios en Estados unidos para saber cuáles son las intenciones de ASUS: en Amazon Estados Unidos tienen los tres modelos a la venta por 1.499 dólares, 2.499 dólares y el más potente por 2.999 dólares, estos dos últimos actualmente algo rebajados. Caros, pero exquisitos.

El navegador es normalmente la aplicación más utilizada por los usuarios de sistemas operativos de escritorio, así que aprovechar ese dato para tratar de exprimir la batería de nuestros portátiles es una idea ingeniosa. Y parece que a los ingenieros de Opera les ha dado resultado.Una nueva edición para desarrolladores de su navegador logra ofrecer un 50% más de autonomía en portátiles en comparación con Google Chrome, algo que según los responsables de Opera puede significar que -dependiendo de tu hardware- logres varias horas más de uso del navegador antes de tener que recargar el equipo.

La nueva tecnología integrada en el navegador toma en cuenta varios apartados para lograr esa mejora de la eficiencia energética. Entre ellas se encarga de reducir la actividad de las pestañas del navegador que están en segundo plano, "despierta" a la CPU con menor frecuencia para sincronizarse con la ejecución de scripts en JavaScript, hace una pausa en la ejecución de plug-ins que no usamos y también reduce la tasa de fotogramas a 30 fps. Para lograr esas mejoras los ingenieros de Opera realizaron un estudio de la telemetría con Catapult, un framework que se puede utilizar en Chrome y también en Opera y que permite evaluar entre otras cosas cuántos milivatios hora se consumen en el navegador en cada situación. Eso les llevó a detectar dónde se consumía más batería, y el resultado fue notable.De hecho la promesa de Opera es la de que en esta versión para desarrolladores de Opera es posible obtener hasta un 50% más de batería que si utilizáramos Google Chrome en un portátil basado en Windows 10 de 64 bits. Las pruebas se realizaron en un Lenovo X250 con un Core i7-5600U, 16 GB de RAM, y también en un Dell XPS 13 con 16 GB de RAM.

Podremos activar esa opción en el navegador cuando queramos, pero si no lo hacemos y estamos con el portátil sin conexión a la corriente el propio navegador nos recomendará activarla cuando esa batería esté al 20%. Uno de los elementos que parecen formar parte de ese modo de ahorro de batería es la activación de un ad blocker, y habría que ver si el uso de extensiones de este tipo en el navegador con el que se comparan (Chrome) arroja datos igual de atractivos.
Es probable que no, ya que efectivamente los ad blockers no solo bloquean la publicidad y todos los datos que eso implica, sino que muchos también evitan la ejecución de scripts de todo tipo que también influyen en la autonomía del equipo.

En esta versión para desarrolladores también han hecho un cambio significativo más: ahora la integración de su VPN -que en realidad es un proxy- forma parte de la navegación privada, y siempre tendremos al alcance esa opción en este tipo de instancia del navegador, pero no cuando abrimos una ventana "normal" del navegador.Lenovo fue una de las marcas que más destacó en la pasada edición de la feria IFA, sobre todo por las novedades presentadas en su línea de ordenadores. Además del nuevo convertible Yoga 910, la compañía también se sacó de la manga el Yoga Book, una fusión entre tableta y convertible que atrajo todas las miradas en la feria tecnológica de Berlín.Durante esta importante cita tuvimos ocasión de conocer los nuevos productos de primera mano, incluyendo también las novedades de su gama móvil con el Moto Z Play y el Hasselblad True Zoom, y también pudimos reunirnos con Maite Ramos, Directora de Gestión de Producto de Lenovo Iberia, con quien hablamos acerca de la situación en el mercado de los PCs y cómo las nuevas categorías están ganando terreno a las soluciones más tradicionales.

Como decíamos, las principales novedades de Lenovo en la feria IFA se quedaron en su serie Yoga. En primer lugar con el Yoga 910, un portátil con bisagra estilo "cadena de reloj" habitual en la serie Yoga que se gira 360 grados para colocar el equipo en diversas posiciones dependiendo de la tarea que estemos realizando. Por ejemplo si vamos a editar un documento lo pondremos en modo portátil, pero si lo estamos usando para ver una película el modo stand.Cómo no podía ser de otro modo, su pantalla de 13,8 pulgadas es táctil y además de llegar en una versión FullHD también estará disponible con resolución 4K. Para completar la experiencia multimedia, Lenovo incluye dos altavoces con sonido Dolby, todo gobernado por procesadores Intel i7 de séptima generación y una batería que promete 15 horas de autonomía.

El Yoga Book fue otra de las novedades de la feria y, probablemente, uno de los equipos que más miradas atrajo en el stand de la firma.** El Yoga Book fusiona el concepto de tablet y ordenador convertible** apostando por una pantalla FullHD de 10,1 pulgadas que va acompañada por un segundo panel que se puede convertir tanto en un teclado retroiluminado como un lienzo para dibujar con el stylus.Con un perfil de 9,6 milímetros, el Yoga Book también tiene un diseño muy versátil gracias a su bisagra 360 grados que permite colocarlo en varias posiciones. Dentro integra procesadores Intel Atom con 4 GB de memoria RAM y se podrá conseguir tanto con Android como con Windows 10. Aprovechando la llegada de estas novedades a la serie Yoga, hablamos con Maite Ramos acerca del futuro de los PCs tradicionales y la creación de nuevas categorías.