Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 10463
Batería ThinkPad X230i

Un sistema limpio, con menos programas, es la clave para que el ordenador vaya mucho más rápido y gaste menos batería. Cuantas menos aplicaciones, menos posibilidades de que les dé por abrirse o ejecutarse en segundo plano. Por ello, la mejor decisión es instalar cuantas menos aplicaciones posibles y evitar la tentación a la hora de instalar cosas que no vayamos a necesitar.Revisa las opciones de ahorro energético
En Windows se realiza desde el Pael de Control. Se accede de diferente forma según la versión del sistema, y tienes que buscar opciones de energía entre las que se muestran.

Recomendado: que el monitor se apague automáticamente al cabo de uno o dos minutos si no lo estamos usando. Es importante también que los discos duros y componentes mecánicos se apaguen cuando no sean necesarios.También conviene regular el brillo de la pantalla según el lugar en el que estemos. Si se puede bajar un poco, mejor. Incluso apagarla si, por ejemplo, si sabemos que vamos a retirar la mirada de la pantalla durante unos minutos.

Bluetooth, wifi y conectividad
Desactiva el Bluetooth si no lo usas. El wifi es algo más difícil de controlar, ya que se utiliza la mayor parte del tiempo. No obstante, si utilizas el ordenador para otra cosa que no sea navegar, puedes apagarlo y luego volverlo a encender. Algunos portátiles tienen una pestañita por fuera, en otros lo podrás hacer desde el icono de redes inalámbricas.Dispositivos conectados por USB
Pendrives, adaptadores de Bluetooth (o wifi) externos... Siempre que no sean necesarios, desconectarlos debidamente para que no consuman más energía.

Antivirus
El antivirus es un programa esencial en sistemas operativos Windows. Sin embargo, muchos de ellos no son todo lo ligeros que deberían. Al igual que las aplicaciones que comentábamos antes, el antivirus se ejecuta constantemente en segundo plano: no queda otro remedio.A la hora de configurar el antivirus, se puede establecer qué grado de protección ofrecen. Por ejemplo, los escaneos completos del disco duro que se programan automáticamente no son necesarios cuando estamos trabajando con batería, y se pueden hacer cuando estamos en casa o cerca de un enchufe.Es uno de los elementos que más influyen a la hora de elegir ordenador portátil. La batería es, indiscutiblemente, el componente que establece cuál es el grado de movilidad y autonomía del aparato.

Hay varios factores a tener en cuenta para que una batería aguante más horas: la capacidad, la vida útil y la configuración de nuestro ordenador. Hoy nos centramos en algunos consejos para que la batería nos dure más.Estos cambios de configuración se pueden realizar tanto en equipos que ya tengamos, como en los más nuevos, incluso si tenemos pensado comprar uno e Navidades, es conveniente realizar unas comprobaciones, ya que los fabricantes instalan muchos programas que no se van a usar.

¿Cuántas aplicaciones hay en tu ordenador en segundo plano? Muchas veces, cuando instalamos programas, estos se quedan en ejecución aunque no los estemos usando.Por poner un ejemplo más claro: instalas un programa para escuchar música y este deja rastro con un pequeño icono al lado del reloj.Cuando instalamos aplicaciones, debemos tener en cuenta las opciones que nos pregunta. Si en un momento dado marcamos la opción llamada “Mantener en el área de notificación” o “barra de tareas”, incluso “Tray icon” en inglés, en la práctica va a significar que va a estar ejecutándose en segundo plano.Estas opciones se pueden desactivar desde los ajustes de la aplicación.Borra programas que no uses
Sobre todo si se han instalado solos. ¿Has descargado un reproductor de vídeo y, por no leerte todo bien, se han instalado otras veinte aplicaciones molestas que te sobrecargan la barra del reloj y te muestran miles de avisos? No solo agotan tu paciencia: agotan tu batería mucho más rápido de lo que deberían.

Un sistema limpio, con menos programas, es la clave para que el ordenador vaya mucho más rápido y gaste menos batería. Cuantas menos aplicaciones, menos posibilidades de que les dé por abrirse o ejecutarse en segundo plano. Por ello, la mejor decisión es instalar cuantas menos aplicaciones posibles y evitar la tentación a la hora de instalar cosas que no vayamos a necesitar.Revisa las opciones de ahorro energético
En Windows se realiza desde el Panel de Control. Se accede de diferente forma según la versión del sistema, y tienes que buscar opciones de energía entre las que se muestran.

Recomendado: que el monitor se apague automáticamente al cabo de uno o dos minutos si no lo estamos usando. Es importante también que los discos duros y componentes mecánicos se apaguen cuando no sean necesarios.También conviene regular el brillo de la pantalla según el lugar en el que estemos. Si se puede bajar un poco, mejor. Incluso apagarla si, por ejemplo, si sabemos que vamos a retirar la mirada de la pantalla durante unos minutos.Desactiva el Bluetooth si no lo usas. El wifi es algo más difícil de controlar, ya que se utiliza la mayor parte del tiempo. No obstante, si utilizas el ordenador para otra cosa que no sea navegar, puedes apagarlo y luego volverlo a encender. Algunos portátiles tienen una pestañita por fuera, en otros lo podrás hacer desde el icono de redes inalámbricas. Pendrives, adaptadores de Bluetooth (o wifi) externos... Siempre que no sean necesarios, desconectarlos debidamente para que no consuman más energía.

El antivirus es un programa esencial en sistemas operativos Windows. Sin embargo, muchos de ellos no son todo lo ligeros que deberían. Al igual que las aplicaciones que comentábamos antes, el antivirus se ejecuta constantemente en segundo plano: no queda otro remedio.A la hora de configurar el antivirus, se puede establecer qué grado de protección ofrecen. Por ejemplo, los escaneos completos del disco duro que se programan automáticamente no son necesarios cuando estamos trabajando con batería, y se pueden hacer cuando estamos en casa o cerca de un enchufe.

Otro año más y por cuarta vez consecutiva Microsoft regresa con una de las mayores sorpresas que la empresa ha lanzado en las últimas décadas: su híbrido Surface, mitad tableta, mitad portátil. Un ingenioso (y exitoso) intento de reinventar el PC. Se trata del nuevo Surface Pro 4, la evolución de un equipo que ha demostrado que en Microsoft, cuando se lo propone, sabe de verdad diseñar 'hardware'.
El Surface Pro 4 llega justo en un momento donde hasta Apple, con su iPad Pro, ha entrado en la carrera de las tablets de gran tamaño y con lápiz digital, hasta ahora señas de identidad de Microsoft. En Redmond se han propuesto reinventar el portátil y, tras los primeros pasos en falso del Surface, cuatro generaciones después han logrado perfeccionar un aparato que es lo que el PC siempre soñó ser.

¿Por qué cambiar lo que funciona? Si en algo destaca el Surface es en su diseño, por lo que Microsoft ha optado por dejarlo prácticamente inalterado. Eso sí, desaparece el logotipo de Windows que estaba en uno de sus laterales y que hacía la función de botón de inicio físico.
El cambio más destacado repite desde el Surface Pro 3: el pie trasero usa una bisagra con un gran ángulo de apertura. Permite cambiar la inclinación de la pantalla casi sin limitaciones, prácticamente hasta dejarlo tumbado. Es una función muy cómoda que mejora la experiencia de uso diaria, sobre todo al escribir a mano con el lápiz digital.

Gracias a la mejora de los materiales usados, Surface Pro 4 adelgaza respecto al equipo del año pasado, pasando de los 9,1 milímetros y 800 gramos, a los 7,55 y 766 gramos. No es un cambio drástico, pero en la primera edición su peso estaba en 910 gramos y 13 milímetros de grosor. Eso ya se nota.
Repite la misma pantalla de 12,3 pulgadas que ahora alcanza una altísima resolución (2.736 x 1.824 píxeles, es decir, 267 puntos por pulgada). El equipo incluye además un puerto para auriculares, un puerto USB 3.0, un puerto MiniDisplay Port para conectar una pantalla externa y una entrada para conectar tarjetas SD.
Llevar el Surface en la mochila o incluso en la mano es tremendamente más cómodo que cargar un portátil tradicional. Es ligera y con su nuevo teclado es muy fácil escribir casi en cualquier situación. Vale, en alguna ocasión, sobre todo cuando lo posas sobre el regazo, no es tan estable como un portátil tradicional o incluso una tableta. Pero no es ningún drama, se puede escribir sin problema encima de casi cualquier superficie.