Sites Grátis no Comunidades.net Wordpress, Prestashop, Joomla e Drupal Grátis


Total de visitas: 10847
Batería Toshiba Qosmio X500-116

¿Para quién encaja entonces el iPad Pro? Si buscas que te sustituya al portátil o como equipo principal para trabajar, son muy escasos los perfiles que se encontrarán a gusto pese a las ventajas que os he contado. Aquí Surface Pro con su Windows nos parece muy superior.Todo lo contrario me parece el iPad Pro como tablet de consumo de contenidos. Si el uso que le vas a dar se ciñe casi siempre a casa, su gran pantalla y mejor sonido son una gozada que se nutre del mejor ecosistema para tablets con diferencia.Los dispositivos con pantallas flexibles podrían ser uno de los grandes avances tecnológicos de los próximos años. LG ya está preparándose para empezar a fabricar masivamente sus paneles OLED flexibles, y los rumores apuntan a que Samsung podría lanzar su primer smartphone con este tipo de pantalla durante el próximo año.

Pero parece que esta tecnología no sólo va a revolucionar la manera en la que interactuamos con los dispositivos que llevamos en los bolsillos. De hecho, en la página Patent Yogi han descubierto que Samsung ha patentado un curioso portátil con pantalla y teclado flexibles que se enrollará en su unidad principal para que lo podamos transportarlo fácilmente a cualquier sitio. Como vemos en la página de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos lo único patentado es un diseño, y no hay demasiadas pistas sobre cómo sería su funcionamiento. Aun así, podemos adivinar que la pantalla y el teclado se desplegarán desde la caja de la CPU, y que ambas estarán compuestas por paneles flexibles táctiles.

Diferenciación: poder plantear una mayor distinción entre el móvil y el tablet podría haber sido uno de los argumentos a futuro de Apple para esa decisión, pero de momento, como en el apartado anterior, hay demasiados matices.El usuario ha cambiado: esta es sin lugar a dudas la razón más potente de todo ese argumentario. Para muchísima gente su smartphone es su único ordenador personal. Es el mismo concepto que Microsoft ha aprovechado para Windows 10 y características como Continuum, y eso también podría ser válido en el caso de iOS, una plataforma que quiere validar ese concepto y otro muy importante: el de que para las nuevas generaciones las tablets y los smartphones son mucho más familiares que el PC de toda la vida.Como decía Eduardo, hay una cosa clara: el tiempo parece jugar en favor de los sistemas operativos móviles. Pero puede que ese momento aún tarde en llegar, y tenemos un ejemplo histórico claro: Windows RT y los primeros Surface.

Como afirma Tom Warren en The Verge, Apple cree que Surface tenía razón en todo menos en usar sistema de escritorio, y sin embargo ha cometido errores tomado decisiones inexplicables en esa propuesta hardware. El más grave, el que demuestra que iOS aún no está preparado ni maduro para poder competir en productividad con un portátil tradicional. La gestión de la multitarea es un problema real, pero también lo es el soporte para la conexión de otros dispositivos (¿quieres conectar otro monitor?) o algo tan aparentemente inocuo como explorar el sistema de ficheros, algo que es imposible hacer de serie en dispositivos iOS.No solo eso: como ocurre con Android, iOS no está pensado para hacer una transición suave hacia ese paradigma. Nos roba de buenas a primeras el ratón (o el trackpad/touchpad), y con él se omite uno de los métodos de interacción más potentes en muchas áreas productivas. La ironía es prodigiosa, como afirmaba el citado texto de Warren:

El iPad Pro de Apple llega con un sistema operativo para tabletas que no tiene soporte real para un teclado y un ratón. No podrás usar un trackpad en el iPad Pro, tocarás la pantalla. Eso significa que las aplicaciones están diseñadas en primer lugar para ser táctiles. Es el problema de Microsoft, pero a la inversa: Microsoft carece de las aplicaciones táctiles para hacer de su Surface Pro la combinación perfecta de portátil y tableta, y Apple carece de las potentes aplicaciones de escritorio que verdaderamente puedan sacar partido del stylus y el teclado. Ambos dispositivos tratan de hacer cosas parecidas, pero ambos son imperfectos actualmente.Así es: ni iOS está lo suficientemente maduro para poder plantear una alternativa real y permanente al portátil de forma masiva, ni las aplicaciones logran de momento aprovechar la ambiciosa propuesta del iPad Pro. Ocurre algo parecido con Windows 10 y Continuum, aún en pañales a pesar de esa promesa de la convergencia que han planteado ya los Lumia 950 y 950 XL.

Es probable que ninguno de esos dos conceptos esté preparado aún para sustituir al PC de toda la vida, pero son dos formas distintas de constatar algo que está muy claro: de una forma o de otra el PC ha cambiado. Y lo ha hecho para siempre.Hace tiempo que Google trata de conquistar a usuarios de entornos educativos y académicos con sus Chromebooks de bajo coste, pero la llegada definitiva de Windows 10 ha animado a los fabricantes a lanzar propuestas de lo más interesantes. Lo demuestra Acer, que acaba de presentar sus nuevos Acer Aspire One Cloudbook.Estos portátiles llegan en dos versiones con diagonales de 11,6 y 14,1 pulgadas y destacan por la inclusión de Windows 10 y por unos precios realmente atractivos. Obviamente esos costes hacen que las configuraciones hardware sean muy modestas, pero si necesitáis un "portátil de batalla" estos dos equipos plantean una opción muy interesante.

En ambos casos contamos con procesadores Intel Celeron a 1,6 GHz, 2 GB de RAM, 16 o 32 GB de almacenamiento (32 o 64 GB para el modelo de 14 pulgadas), teclados de tamaño completo y pantallas con resolución de 1.366 x 768. Además contamos con puertos USB 3.0 y USB 2.0, HDMI y lector de tarjetas SD en un diseño que es además bastante delgado: 17,9 mm. El modelo de 11 pulgadas cuesta 1,5 kg, mientras que el de 14 sube hasta los 1,6 kg, y en estos diseños que nos dan la capacidad de aprovechar el potencial de Windows 10 -el micrófono integrado, afirman en Acer, es perfecto para interactuar con Cortana- también contaremos con 1 TB de almacenamiento online en OneDrive y una suscripción gratuita a Office 365 durante un año.Los Acer Aspire One Cloudbook 11 estarán disponibles en nuestro país en octubre desde 249 euros, mientras que los modelos Aspire One Cloudbook 14 llegarán en noviembre a partir de 299 euros. Sin duda apuestas interesantes para la vuelta al cole y, desde luego, para usuarios no demasiado exigentes con el rendimiento que quieran acceder a máquinas modestas con Windows 10 a precios especialmente competitivos.

Lenovo este año ha presentado un montón de equipos: una nueva evolución de sus portátiles Yoga, una versión actualizada de su tablet Android, equipos gaming y productos con la marca Motorola que, recordemos, son parte del fabricante chino. Todos ellos estarán disponibles en su stand en los Premios Xataka 2015.Recapitulemos qué es lo que traerán: el Yoga 900, finalista en su categoría, estará allí para que podáis probarlo y ver de lo que es capaz. La versión All in one bautizada Home 900 también se dejará ver en su stand junto al AIO 700 y 300, todos ellos con la tecnología Real Sense de Intel.En los tablets, el protagonista serán los Yoga Tab 3 y Tab 3 Pro. Hace poco tuvimos oportunidad de analizar uno de estos modelos y nos sorprendió ver cómo la apuesta por introducir un proyector en el lateral les ha servido para ofrecer algo diferente y, de paso, meter una batería más grande.