Sites Grátis no Comunidades.net


Total de visitas: 10642
Batería Toshiba Tecra A3

En la página Patent Yogi, especializada en buscar todo tipo de patentes, han utilizado este diseño para recrear en un vídeo cómo podría ser este portátil. En él podremos ver su aspecto, pero también la manera en la que podrían salir y recogerse las dos pantallas de la unidad principal cuando pulsemos el botón de encendido.En cualquier caso, el hecho de que Samsung haya patentado un diseño no tiene por qué querer decir que estén trabajando en llevarlo a la realidad en los próximos meses. Aun así, por lo menos nos sirve para ver cual es el camino que están siguiendo los surcoreanos para desarrollar esta tecnología.Y es que empresas como Samsung, LG o incluso Apple llevan años tratando de desarrollar paneles flexibles, y las actuales pantallas curvas que vemos en varios de sus móviles y tabletas son sólo un paso más en este camino. Y como vemos, este viaje podría llevarnos a ver dentro de poco dispositivos que podamos doblar para acomodarlos a la bolsa o el bolsillo donde los transportemos.

LG lleva un tiempo con un perfil bajo en el sector de la informática. Siguen haciendo equipos pero no tienen tanta presencia como por ejemplo HP, Lenovo, Asus o Acer. Ahora los coreanos quieren volver y su gran apuesta será muy ligera, un ultrabook que intenta aunar especificaciones potentes con un peso por debajo del kilo, concretamente 980 gramos.LG Slimbook es un portátil con pantalla de 14 pulgadas que con un diseño muy sencillo y sobrio. Su principal baza, como ya os podéis imaginar, es el peso y es que los 980 gramos de peso hacen que sea uno de los ordenadores más ligeros que podemos comprar a día de hoy. No ostenta el record (lo tiene el Lavie Z de Lenovo con 780 gramos) pero sus especificaciones y batería son suficientes para que nos fijemos en él.

LG LLEVA UNA TEMPORADA OCUPANDO UN ROL SECUNDARIO EN LA INFORMÁTICA PERO CON ESTE SLIMBOOK QUIEREN VOLVER A GANAR PROTAGONISMO.
El diseño del Slimbook de LG va en la línea del resto de sus ordenadores: equipos sobrios, cuerpos de plástico e ideal para quien quiera un portátil que pase discreto. 980 gramos de peso, disponible en blanco y negro, sus dimensiones son de 324 x 225 x 13.4 mm. Teniendo en cuenta la diagonal de la pantalla, los coreanos han sabido aprovechar bien el espacio.En el interior de este LG Slimbook nos encontraremos un procesador Intel Core i5 de última generación con 4GB de RAM y 128GB de SSD. Como todos los equipos que tienen este sistema de almacenamiento, los coreanos alardean de rapidez a la hora de encenderse: en siete segundo tendremos Windows 10 arrancado y listo para ser usado, al menos así lo afirman.

La pantalla es otra de sus virtudes, aquí LG apuesta por un panel IPS LCD hecho en casa: 14 pulgadas de tamaño (algo grande para quien busca un portátil pequeño en mi opinión) y con resolución Full HD. Según LG, la tecnología que utiliza es ideal para ver vídeo y leer, de hecho en el software se integra un modo lectura para ajustar la pantalla. En el teclado nos encontramos teclas chiclet donde a simple vista, cogiendo la información oficial de LG, no se ve si se ha introducido algún tipo de mecanismo debajo para mejorar las pulsaciones. A nivel de conexiones nos encontramos con dos puertos USB 3.0, un HDMI, ranura para tarjetas microSD y el clásico conector de 3,5 milímetros para enganchar unos auriculares.

LG con este equipo presume de tamaño y peso pero no quiere que la batería sea escasa. Según los coreanos, este SlimBook es capaz de aguantar 8 horas con cada carga. Como siempre, dependerá de cómo lo usemos pero es una buena referencia si tenemos en cuenta esos 980 gramos de peso. De nuevo, no es el equipo que más despunte en este apartado en comparación con otros modelos con los que compite pero la cifra es buena.De momento LG España no ha confirmado el precio ni tampoco la disponibilidad del equipo. Teniendo en cuenta que se dejó ver por los Premios Xataka, es muy posible que no tardemos mucho en verlo. Sobre el precio, lo mejor es ver a cómo se está vendiendo en otros mercados: la cifra final deberá andar alrededor de los 1.100 euros.Si echáis de menos más potencia o capacidad tendréis que quedaros con la configuración que os hemos contado ya que no hay otras opciones a la hora de configurar la RAM o el SSD de este equipo. Tampoco sabemos si los componentes vienen soldados y si será posible realizar una actualización por nuestra cuenta a posteriori.

Hoy ya podéis empezar a reservar el iPad Pro, y las primeras unidades comenzarán a llegar a sus propietarios el próximo viernes. La avalancha de análisis de este nuevo tablet de Apple en medios tecnológicos estadounidenses ha sido enorme, y la maquinaria de la empresa de Cupertino se ha puesto también funcionar con intervenciones tan polémicas como la de Tim Cook.El máximo responsable de la firma se preguntaba en The Telegraph por qué uno querría comprar un PC cuando "el iPad Pro es un sustituto de un equipo de sobremesa o portátil". Las razones, Sr. Cook, son diversas, como trataremos de dilucidar a continuación.En Applesfera nuestro compañero Eduardo Archanco publicaba ayer un profundo análisis de lo que Tim Cook podía haber querido decir con aquella frase, que se encargó de matizar de diversas formas. En primer lugar para descartar la amenaza no solo para el PC, sino para sus PCs. Porque si el iPad Pro suponía el fin del PC, también lo supondría para los iMac y MacBooks del mercado.

Sin embargo Cook se mostraba confiado y tranquilo al respecto, y declaraba que esa hipotética canibalización del mercado, "no nos importa, siempre y cuando seamos nosotros los que nos estemos canibalizando". Así pues, uno de los posibles argumentos en contra de esa argumentación de Cook parecía descartable.Luego llegaba la comparación histórica con el mundo del motor. Cook Steve Jobs comentó en el evento D8 en 2010 que las camionetas habían dominado el parque automovilístico durante décadas en Estados Unidos, pero que al usarse los vehículos en centros urbanos los coches adquirieron más popularidad. "Los PCs van a ser como las camionetas", aseguraba el co-fundador de Apple. "Van a seguir estando entre nosotros, van a seguir teniendo un montón de valor, pero van a ser utilizados por una de cada X personas".

Y obviamente el coche en esta historia es el iPad Pro. El problema es que hoy por hoy el iPad Pro es más bien una moto. Muy útil en ciertas situaciones, pero poco apropiada para muchas otras porque uno no puede hacer con una moto lo mismo que puede hacer con un coche. Afortunadamente Cook puede estar tranquilo: el mercado ha dejado claro que hay sitio para todos, aunque las ventas de tablets ya no sean las de antaño.El debate sobre la validez de este dispositivo no tiene mucho sentido si uno habla del hardware, porque lo cierto es que en términos de especificaciones, el iPad Pro es un prodigio. Los primeros análisis de rendimiento publicados por ejemplo en AnandTech o Ars Technica revelan que la potencia de la CPU y sobre todo de la GPU del iPad Pro dejan atrás a muchos de los equipos portátiles (y de sobremesa) actuales.

Esa atención al detalle es ya una constante de Apple, que salvo en el tema cámaras -donde el iPad Pro parece desmerecer un poco- o en el de la pantalla -nada de 3D Touch cuando parecía tener sentido especialmente aquí- es un dispositivo difícil de criticar. No. El problema no está en el hardware, sino en el software.Esa es la decisión que más polémica ha generado: ¿por qué optar por un sistema operativo móvil cuando lo que quieres es plantear una alternativa a un portátil o a un PC? Las razones las exponía Eduardo Archanco en su artículo, en el que daba importantes argumentos que podían apoyar esa decisión:

Desarrolladores: el modelo de negocio de la App Store es la envidia de cualquer otro ecosistema, y los desarrolladores lo tienen como la joya de la corona. El crecimiento está en el móvil, y por tanto apoyar estas plataformas como centros del desarrollo es lógico.ARM se impone: la eficiencia y rendimiento de estos diseños ha hecho que muchos nos planteemos desde hace tiempo que los micros de Apple pronto darán el salto a los portátiles. No sabemos si Apple tendrá en desarrollo una versión de OS X para ARM, pero lo cierto es que hoy por hoy el protagonismo en sistemas operativos se lo está llevando iOS.La nube contra las apps: cada vez más aplicaciones y servicios que utilizamos en nuestros equipos se ejecutan en la nube. Las aplicaciones móviles son también protagonistas, y el catálogo aquí favorece la decisión de Apple... pero con matices, como veremos más adelante.